¿Qué hace el poder dominante, aparte de contar dinero para sus arcas?

¿Qué hace el poder dominante, aparte de contar dinero para sus arcas?

Comentario wiltonrizzo@hotmail.com Años tras años van los grupos delincuenciales destruyendo en Colombia la riqueza hídrica, el medio ambiente, contaminando las aguas, deforestando, alterando los ecosistemas, sacando de su hábitat a indígenas y negros.

A la par, allí estaba la Policía, no había presencia policial, hicieron política los candidatos de todos los pelambres en los últimos 20 años -en esos lugares- crecían las formas políticas, como los cerros de basuras desde Chocó a Nariño y al resto de esta nación.

lo precandidatos, candidatos y pseudo dirigentes: senadores, concejales, representantes y diputados –ocupados–  recontaban los dólares, euros y billetes de otras denominaciones ¿se dieron cuenta? pero no contaron, estaban despreocupados por el futuro de Colombia, estaban ocupados contando dólares, euros, pesos y hasta yenes para sus arcas en estímulo a sus arcas personales, sin tiempo para enterarse de uno de los problemas más graves de Colombia: la destrucción de las naturales fuentes de agua.

Es tan ausente la mafia del poder dominante, que no aprobaron el proyecto Escazu, que protegería al medio ambiente y a los líderes medio ambientales. Es mejor tirarle los dados a la ruleta de fracking, de allí saldrá más dinero para sus campañas.

En el documento visual de Informes Especiales Caracol Televisión, queda impresa imagen a imagen, la desgracia medio ambiental, que los delincuentes con la complicidad de los poderes dominantes Judicial, Legislativo y Ejecutivo, de este país que aún se llama República de Colombia, sirve para que unos bandidos se enriquezcan miserablemente a costillas de la destrucción de las riquezas naturales.

VIDEO QUE REFLEJA EL DESASTRE

https://www.youtube.com/watch?v=aE1ZS-jVUME

Por: Noticias Caracol

Indignante: al menos 80 ríos en Colombia están afectados por la minería ilegal. En Chocó, operativos de la Policía Nacional muestran cómo bandas y grupos residuales han arrasado la selva y envenenado las aguas. El Chocó es una de las zonas de Colombia más devastadas por la minería ilegal. La Policía Nacional desplegó a sus unidades especiales en Nóvita y Condoto.

El Clan del Golfo y los grupos residuales extraen de manera ilícita el oro, que sacan del río San Juan y Tamaná.

Desde lo alto, se aprecia el impacto ambiental causado por esta peligrosa práctica en las selvas chocoanas y los ríos que recorren los municipios de Nóvita y Condoto. Las imágenes registran grandes terrenos afectados de manera drástica por las bandas que operan en la región. Los hombres expertos de la Policía Nacional se toman el lugar y lo que encuentran demuestra una vez más el tremendo daño de los recursos naturales en esta zona.

Los grupos delincuenciales, cuya incidencia en el país ya supera los 170 municipios, utilizan excavadoras y los denominados ‘dragones’ que les permite succionar el agua y la arena del rio. Lo grave es que en esta actividad incluyen el uso del mercurio.

“Colocan tapates con mercurio y ahí es donde se hace el lavado y esto cae al río”, explica el coronel Pedro Pablo Astaiza, oficial de operaciones contra la minería ilegal de la Policía Nacional.

La humanidad ya generó cambios climáticos irreversibles, advierten expertos Según las autoridades, por lo menos 80 ríos en Colombia están afectados por la minería ilegal. Los que están contaminados con metil-mercurio son difíciles de recuperar. Entre ellos se encuentran:

  • El Atrato y Quito en Chocó
  • Sambingo y Timbiquí en Cauca
  • Nechí en el Bajo Cauca antioqueño
  • Reposo en el Valle del Cauca
  • Norosí en el sur de Bolívar
  • Telembí en Tumaco

En el Bajo Cauca antiqueño las imágenes reflejan el dolor por la pérdida irreparable de la biodiversidad. En la zona hay tala, sedimentación y contaminación de mercurio, todo provocó el desvío del cauce del río Nechí.

En el último año, la explotación ilícita de yacimientos mineros en el Chocó dejó rentas ilícitas cercanas a los 4.300 millones de pesos, equivalentes a la producción de 4 kilogramos de oro mensuales en esta región.

65 por ciento de las exportaciones de oro serían resultado de actividades ilícitas. Son alrededor de 52 toneladas que representarían 114.400 millones de pesos, cada gramo a 220 mil pesos.

En Chocó, operativos de la Policía Nacional muestran cómo bandas y grupos residuales han arrasado la selva y envenenado las aguas. El Chocó es una de las zonas de Colombia más devastadas por la minería ilegal. La Policía Nacional desplegó a sus unidades especiales en Nóvita y Condoto.

El Clan del Golfo y los grupos residuales extraen de manera ilícita el oro, que sacan del río San Juan y Tamaná.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *