Que los niños sonrían por siempre

Que los niños sonrían por siempre

Es en el cumplimiento con seriedad de los deseos y las decisiones que podemos modificar la conducta de los ciudadanos de esta nación.

Briseida Olademar

Desde cualquier árbol de navidad

Diciembre de 2019

Empieza la sarta de promesas, la cascada de golpes de pecho y las inundaciones de reconciliaciones y el empedrado de buenas intenciones en Navidad y nobles sentimientos afloran cargados más de impulsos que de verdaderos compromisos.

Al final en esta época es válido cualquier deseo por descabellado que parezca, la gran mayoría de las personas

–mujeres– salen a dar vueltas a las manzanas de sus casas o con el equipaje en la cabeza.

Los resultados no se dan porque no hacen la tarea adecuada para producir, ahorrar y lograr sus sueños, la mayoría de estos intentos oníricos se frustran, porque son parte de la cultura que tenemos del tranquilo, tranquilo, espere que eso con fe se nos da, ya verá,  y la cosa no se dan por magia – magia del elemental sujeto-pensamiento sino con trabajo, sacrificio y compromiso.

Lo anterior lo traigo para señalar que nos falta seriedad consigo mismo, la familia el entorno y el trabajo, en las empresas se pierde mucho en los proyectos y programas anuales de nuevo año por la pérdida de la calentura navideña y de en fin de año en las personas.

Mi inquietud ante este panorama es que la masa ciudadana colombiana se comprometa a no maltratar a los niños de ninguna forma, a educarlos en casa y que los gobiernos inviertan el presupuesto de educación en su destinación objetiva.

No podemos continuar mostrando día a día  el maltrato, la violación a niños y mujeres por parte de los hombres con el silencio cómplice de la sociedad, entre ellos los gobiernos, los políticos, la policía desde recintos judiciales y fiscales.

Comprometámonos a evitar la provocación y el llanto de los niños colombianos, para que siempre sonrían

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *