Quienes gobiernan ¿gobiernan? o son los neo paramilitares en territorio

Quienes gobiernan ¿gobiernan? o son los neo paramilitares en territorio

Por tanto, en estos territorios de la Sierra Nevada que comprende los departamentos de Magdalena, Cesar y Guajira, quienes dominan imponen cuotas en dólares para ingresar a esas latitudes.

Si bien es cierto, el crecimiento de la economía colombiana es de 8.1% en febrero, hay que mirar en la calle la otra porción de colombianos, que no están en alza económica y tampoco en concordancia a la realidad urbana de inseguridad y desempleo.

Wilton Rizzo
Director Ecosolidario

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

Despotismo, egolatría y nepotismo son las características sustanciales de los humanos que llegan al poder, con sonrisas, abrazos, extendidas de mano, ofrecimientos de índole variopintas y adulaciones que hacen parte el vaivén de vanidades en la escalera para treparse al poder y de allí en adelante ser dominador de pueblos, que volvieron a caer en la trampa electoral, que en su cada de cuando en cuando la democracia les deja ver su perversidad, para seguir entronizada con imperfecciones que la hacen única, para quienes se hacen elegir y para sus electores.

Lo de imperfecta se cae de sus urnas o bodegas de sufragios, es paralela al hombre y a la mujer, le permite cada que se equivoque decir, “errar es humano” y a los políticos “falté, fallé o me equivoqué en democracia.

Démos: pueblo; krátos: poder’. Así, la democracia es el gobierno del pueblo. Como es paralela a los humanos, ese significado descrito es la monumental mentira histórica, porque al final aquí, en Italia, Inglaterra y los Estados Unidos, quienes toman las sillas presidenciales representan a una minoría, basta con sumar cuantos habitantes tiene una nación y compararlos con las decisiones que entraron por la boca de las urnas en sus respectivos tiempos.

Gobernantes déspotas

Kim Jong-un desde 2011 es el líder supremo de la República Popular Democrática de Corea

Vladímir Vladímirovich Putin presidente de Rusia, desde 2012, presidente europeo con más años en el cargo después de Aleksandr Lukashenko de Bielorrusia desde 1994.

En Venezuela el Chavismo con más de 20 años en el poder, solo Nicolás Maduro lleva 10 años como presidente de esa nación.

En Colombia el actual presidente Iván Duque Márquez, es representante del Centro Democrático, partido político que lleva en el poder dominante 20 años en 5 periodos, que algunos dirigentes políticos consideran a Colombia como el “país del desastre”.

El actual mandatario Iván Duque Márquez, es conocido por su intensidad mediática para mostrarse en los medios de comunicación, al hacer uso de la publicidad y destacar sus obras de gobierno, en este aspecto tiene habilidades digitales para difundir sus marcas y señalar que su “administrar” es el Recordman más ganador de los últimos años, cuando la realidad es otra.

Si bien es cierto, el crecimiento de la economía colombiana es de 8.1% en febrero, según el DANE, hay que mirar en la calle la otra porción de colombianos que no están en el porcentaje de alza económica y tampoco en concordancia a la realidad urbana de inseguridad y desempleo en las clases populares.

Por otro lado, se suman las tristísimas verdades de los desplazamientos de las familias rurales, como víctimas de esta descomposición social, que ingresan con sus necesidades a los rangos más agudos de la pobreza extrema y la miseria.

Mientras tanto, los insumos de la canasta familiar están al alcance del bolsillo presidencial, el resto de los colombianos de la clase media y de los pobres, hacia abajo, cada día comemos menos.

Los neo paramilitares con las más grandes cocinas del narcotráfico

En estas zonas se necesitan corredores humanitarios.

La miseria y los desplazados provienen de los focos de guerra desde Arauca, Chocó, Caquetá, Putumayo, Nariño, Cauca, Sierra Nevada de Santa Martha, esta zona crece en conflictos entre los arahuacos y las bandas criminales, los Caparros, los Caribes, los Pachenca, los Giraldo de Hernán, los ex paracos del 90 y las autodefensas gaitanistas, las presiones de Jorge Tovar hijo de Jorge 40 y 57 su aliado, los cuales tienen el control estratégico y político de la región.

Por tanto, en estos territorios de la Sierra Nevada que comprende los departamentos de Magdalena, Cesar y Guajira, donde quienes dominan imponen cuotas en dólares para ingresar a esas latitudes.

El mundo se pregunta ¿Dónde está el Gobierno, para dónde va el Ejército o con quien están?  

Despilfarro del presupuesto

Por tantos motivos de carencias en las clases populares, es necesario que el presupuesto, producto de los impuestos y demás ingresos a la Nación, el Gobierno haga uso adecuado de ellos, no los malgaste en publicidad innecesaria, utilizada para batir el incensario de las maravillas hechas y por hacer de la actual pésima administración.

La Presidencia de La República tiene la responsabilidad del buen manejo del dinero, a su vez, informar al país el despilfarro en publicidad que llega a los bolsillos de los monopolios financieros, quienes manejan las cadenas de medios de comunicación en Colombia, estos grupos pertenecen a Luis Carlos Sarmiento, Carlos Ardilla Lulle, Santo Domingo, GEA y otros en menor escala.

Duque pudo economizar ese dinero que paga en publicidad a los monopolios mediáticos financieros. Sencillamente tiene 20 canales de TV más radios que son de los colombianos para difundir sus obras, realizaciones y vanidades.

Y que además solo con los comunicados sobre esas obras lo medios del sistema y muchos otros se desbocan por publicarlos y pedir entrevistas al Recordman

Los focos de guerra

El descontento nacional se extiende por los diferentes círculos nacionales e internacionales Observemos, cuanto expresa el editorial del 24 de marzo 2022 del Nuevo Siglo, periódico conservador, afecto al gobierno.

“La abominable incapacidad del Estado”

“Resulta altamente desconsolador el último informe dado a conocer por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sobre Colombia. Ciertamente, como allí se dice, en la nación se desarrollan hoy varios conflictos armados al mismo tiempo. Y la estela de la paz que se suponía iba a dejar el proceso firmado con las Farc, hace más de un lustro, resultó flor de un día o en realidad nunca se produjo”.

Sentencia el editorialista del Nuevo Siglo “que los colombianos se han acostumbrado a la guerra”. Y se sigue reputando a nuestro país como el escenario de una tragedia humanitaria de carácter mundial, donde preponderan sin remedio las violaciones al Derecho Internacional Humanitario”.

Fotos Unidiversidad

Agrega el El Nuevo Siglo este panorama desolador “como lo habían advertido desde la Misión de Verificación de la Naciones Unidas, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos, la Defensoría del Pueblo, Indepaz, Cerac o la Fundación Ideas para la Paz, el accionar violento de la guerrilla del Eln, las Farc no desmovilizadas, al igual que el de las bandas criminales de alto espectro (tipo ‘Clan del Golfo’ o ‘Los Caparros’), por el dominio de los principales focos de rentas ilícitas, como minería criminal, narcotráfico, contrabando, deforestación y otros delitos derivados”.

Autodenfensas Gaitanistas. Foto La Razón.co

“Por ello se ha generado un aumento de los homicidios selectivos, masacres, desplazamiento forzado, terrorismo, ataques a la Fuerza Pública, extensión de cultivos ilícitos y otras graves afectaciones para la población civil y las instituciones. Por lo demás, la frontera con Venezuela y varias zonas del suroccidente y oriente del país son las más golpeadas por este fenómeno de grupos armados y bandas criminales”.

“Ahora, es innegable también que las Fuerzas Militares y de Policía han asestado duros golpes al Eln, las Farc, así como a las bandas criminales y carteles. Sin embargo, que la dictadura chavista y el territorio venezolano les sirvan de retaguardia estratégica”.

“Igualmente debe reconocerse la mayor celeridad de los jueces y fiscales para esclarecer los móviles y autores materiales e intelectuales de los asesinatos de líderes sociales, desmovilizados y población civil en general. Son logros objetivos y también innegables”.

Es una mera coincidencia que desde las orillas y el centro la mayoría de los colombianos estemos descontentos con este episodio de Duque y sus chicos y chicas. Es una realidad que nos toca asumir a todos. Duque por irse y Colombia está que explota.

Por tanto, la soberanía nacional está permeada, no la tienen las fuerzas del orden, alguna parte en manos de las fuerzas del desorden. Es el país que nos deja el Centro Democrático en 20 años, con el deterioro impensable de lo pasado por agua de estos 4 años de la egolatría, el vitrinismo y la figuración del simpático y soberbio príncipe Duque de la desgastada y descastada Casa de Nariño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *