¡Recuperemos el tiempo perdido para Latinoamérica y el Caribe!

¡Recuperemos el tiempo perdido para Latinoamérica y el Caribe!

Siempre se pregunta en cualquier escenario, porque los países de Centro y Sur América, 629 millones de habitantes en 46 país, más otros territorios no crecen en lo económico, al estar asentados con privilegios geográficos naturales bañados por un mar Caribe y dos océanos, el Atlántico y el Pacífico, fuentes de abundante riqueza y una canal de movilidad para el comercio mundial. ¿Lo acertado sería no preguntar más?

wiltonrizzo@hotmail.com

Universo Digital Ecosolidario

La incógnita se despeja con simpleza, es la corrupción que se extiende como la gran bandera negra que políticos, empresarios, profesionales, negociantes y comerciantes de todo tienden sobre las oportunidades para oscurecer el desarrollo de estos pueblos, cuya población en 2019 fue estimada en América Latina y el Caribe en aproximadamente 629 millones de habitantes. La subregión más poblada es América del Sur.

“En la parte sur del continente americano viven aproximadamente 425 millones de personas, mientras que América Central y el Caribe albergan a un total de 77 millones de habitantes. La población de México, país que se sitúa geográficamente en América del Norte, fue estimada en alrededor de 128 millones en 2020”. Datos que se refleja en https://es.statista.com por Marina Pasquali, el 11 sept. 2020.

Es un mercado apreciable para que pueda sobrevivir la región haciendo negocios entre sus estados y exportando en join venture -o acuerdo en las partes- las alianzas estratégicas y otras formas de economías, que serían factor preponderante para su prosperidad en abundancia con buena educación y la facilidad del idioma castellano o español, que prevalece en esta región del hemisferio sur

Visión América Latina y el caribe

La región de América Latina y el Caribe, que comprende 46 países, territorios dependientes y departamentos de ultramar, contiene una inmensa variedad de especies de flora y fauna salvajes. En consecuencia, esta región ha sido el centro de numerosos esfuerzos de conservación dirigidos hacia la preservación de especies indígenas.

En lo concerniente a la agricultura, la región difiere de las otras en varios aspectos: grandes superficies de tierra están aún inexplotadas; la región posee grandes poblaciones de animales domésticos y finalmente, está caracterizada por una distribución muy desigual de los recursos, con la mayor parte de las tierras agrícolas repartidas en grandes unidades.

La mayor parte de los países de la región están fuertemente urbanizados, con un estimado de alrededor de 70% de la población viviendo en las ciudades, muchas en estado de pobreza. En el curso de los próximos decenios se espera un aumento de 50% de la población de las ciudades, en tanto que la población rural tendería a mantenerse estable. Fuente  http://www.fao.org

Países, territorios dependientes y departamentos de ultramar en la región de América Latina y el Caribe

ANGUILA (GB), ANTIGUA y BARBUDA, ANTILLAS HOLANDESAS,  (ARUBA, BONAIRE, CURAÇAO)
(PAISES BAJOS).

ARGENTINA, BAHAMAS, BARBADOS, BELICE, BERMUDAS, BOLIVIA, BRASIL, CHILE, COLOMBIA, COSTA RICA, CUBA, DOMINICA, ECUADOR, EL SALVADOR, GRANADA, GUADALUPE (FRANCIA), GUATEMALA, GUYANA, GUAYANA FRANCESA (FRANCIA), HAITÍ, HONDURAS, ISLAS CAIMÁN (GB),
ISLAS MALVINAS (FALKLAND), ISLAS TURCAS Y CAICOS (GB), ISLAS VÍRGENES (EEUU), ISLAS VÍRGENES BRITÁNICAS (GB), JAMAICA, MARTINICA (FRANCIA), MÉXICO, MONTSERRAT, NICARAGUA, PANAMÁ, PARAGUAY, PERÚ, PUERTO RICO, REPÚBLICA DOMINICANA, SAINT KITTS & NEVIS, SAN VICENTE Y LAS GRANADINAS, SANTA LUCÍA, SURINAME (Países Bajos), TRINIDAD Y TOBAGO, URUGUAY, VENEZUELA.

El espectro de inversión, producción y negocios es atractivo, la opción de crear empresas entre fronteras para generar desarrollo en las zonas adyacentes de los países daría fortaleza a esos conglomerados, que en su horizonte afianzaría la pertenencia de nación y de hermandad entre sus habitantes, cuando hay progreso, la vida se ve de otra forma, es más fácil hacer amigos y tener compas de negocios, parceros de la cultura, el arte y el deporte, cuando los negocios se mueven y el empleo es estable y el medio sustentable.

Perversidad política

Ese monstruo mítico de la corrupción que se metió en hogares, escuelas, colegios y universidades, instituciones públicas como privadas para hacer estragos en el conjunto de las naciones, unos menos otros más, generando desigualdad a cambio de arrebatar bienestar a sus poblaciones, a sus electores y seguir sacando ventajas desde el palaciego poder dominante en gobiernos de corte democrático – feudalista, como se muestran la mayoría de países de esta parte del mundo.

La camada de bandidos vivos

No hay razón que en Colombia se pierdan vacunas contra el coronavirus, que aparezcan ventajosos a saltarse la fila para la aplicación del biológico, que en Perú y Argentina los aventajados gobernantes se vacunen por delante con sus familias y hasta lo hagan ministros con sus cortes y choferes. Es la demostración palpable de la aberrante corrupción.

Como es corrupción el abuso de los sectores financieros con sus clientes en tiempos con o sin pandemia, es también corrupción dejar pasar la presencia los dineros dudosos provenientes de contratos amañados y tener sus ficheros que al parecer provienen del narco y hacen lavado de dineros.

Nadie es más vergonzoso que el caso de las vacunas del mecanismo Covax de OPS en Venezuela, a la espera de la liberación de 300 millones de dólares del Banco de Inglaterra a cargo del opositor Juan Guaidó, cuya posición egoísta afecta a un pueblo derrotado sin los mínimos básicos. Y se le niega de parte y parte al pueblo su dueño la utilización de esos recursos para evitar más muertes por coronavirus.

Y, desde el gobierno venezolano la vacuna se utilice para intimidar a los contrincantes de Maduro, porque según las noticias, la están aplicando a los diputados del gobierno, los maduros y sus familias. Eso es criminal, es apuntar a los pulmones con las balas del coronavirus.

Es sin lugar a dudas la perversidad politiquería partidista que hizo trizas la unidad de los nacionales de cada país, para su desarrollo y su fortalecimiento de los lazos de hermandad con las naciones de sus entornos.

Es posible por la corruptela internacional en la región, que la brasilera Odebrecht se pasea desde hace 30 años o más por la región repartiendo dinero en las campañas políticas y se apodera de las obras de infraestructura para hacer cuanto se le dé la gana con las inversiones de los pueblos, prioritarias para el desarrollo de las naciones con notoria deslealtad a sus pueblos por los candidatos presidenciales y vicepresidenciales que reciben sumas multimillonarias para hacerse elegir y enriquecerse.

Esa infamia nos tiene sumidos en la pobreza y la desigualdad como pueblo, en contraposición a una clase dominante archimillonaria y archicorrupta, donde la Fiscalía de Colombia no puede hacer acuerdos con Odebrecht, porque estarían a punto de caer en el merecido desprestigio tres expresidentes, César Gaviria, Álvaro Uribe Vélez y Juan Manuel Santos y ex candidatos como Mauricio Zuluaga del Centro Democrático y una fila de segundones, también de Cambio Radical, la franja partidista de Vargas Lleras.

El paraíso por recuperar

Cómo sería de bueno, esto de vivir en la región Latina – Caribe sin paraísos fiscales, con inversionistas, apoyando la producción agrícola, las manufacturas, la piscicultura limpia, la racional explotación de los mares y su mejor aprovechamiento, igual en tierra firma para la generación de energías limpias y renovables, en ese panorama marino, playero y de alegría, junto a la creatividad.

Con esa iniciativa que brota del talento latinoamericano estos países volarían pletóricos ofreciéndole a la humanidad lo mejor de su productividad en la extensa gama oportunidades y opciones.

Esperamos que algún día llegue la bonanza Latina para el mundo. Sin necesidad de buscar otro planeta para destruirlo, al contrario que podamos recuperar la Tierra y sus entornos para ofrecer los mejor de nosotros al Universo.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *