Se desmerita la figura presidencial en el malevaje y se derrite con sus acciones

Se desmerita la figura presidencial en el malevaje y se derrite con sus acciones

Expresidentes Pastrana, Santos, Samper, Gaviria y Uribe FOTO: Cortesía

Bogotá, 7 septiembre de 2021

wiltonrizzo@hotmail.com

Señores expresidentes ustedes reciben una pensión de presidentes, que sale de los bolsillos de los colombianos trabajadores, por tanto, no hay razón para que, de los antagonismos políticos, se pase a los enemistados personales, al punto que son tan fuertes sus odios, que ni siquiera hicieron presencia a una reunión que los invitó el actual gobierno, para tratar el caso de Nicaragua. ¡Qué atropello a la razón!

Ese lenguaje del malevaje, de matones, insultándose como criminales, acusándose de relaciones con pedófilos y proxenetas, de criminal, y de ahí para abajo o para arriba van los insultos, de regañar al actual mandatario como aun despistado, por decir menos, de mostrar con cartas, videos y otros argumentos de comunicación, que las relaciones de los ex presidentes de Colombia, desde Virgilio Barco, Misael Pastrana, Belisario Betancourt, Álvaro Gómez, Ernesto Samper, Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos y el actual están de una u otra forma inmiscuidos o salpicados por el narcotráfico, las Farc, los paramilitares u Obredebrecht.

Santos habló en la Comisión de la Verdad sobre la “nefasta orden de los falsos positivos de Uribe, bajo la doctrina de contar muertos”

Andrés Pastrana, Ernesto Samper y los hermanos Rodriguez Orejuela.jpg SEMANA

Sobre Chambacú y Dragacol, los Rodriguez le dicen a Andrés Pastrana, esto no más: “Señor expresidente, se le olvidó contarle a la Comisión de la Verdad su participación criminal en los tan sonados contratos de Dragacol y Chambacú́ donde usted fue el jefe de esa conspiración delincuencial para defraudar al Estado en varios millones de dólares.

Su lenguaje del peor malevaje del lunfardo les hizo perder la majestad de sus investiduras, que vergüenza para las próximas generaciones que dirán que ustedes fueron elegidos por el voto popular y por los narcotraficantes. ¿ustedes entonces armaron el narco estado? ¿Cómo redefinir esa relación incestuosa entre narco y democracia? Ustedes tumbaron la estantería institucional.

Dejo para su lectura este par de tantos, con carga de lenguaje malevo y del lenguaje del lunfardo, donde se muestra en Sangre Maleva, que Cruz Medina, era un taita entre matones, un malevo sin trampas. Y que pese a que al morir en un ajuste de cuentas, agonizó diciendo no me pregunte agente “no soy delator”. Hasta en lo profundo del hampa existe sus propios códigos de lealtad. Es una lección.

Y Cambalache, escrito por el poeta Enrique Santos Discépolo – Discepolín- que dice desde principios del siglo 20 que “andamos revolcados en un merengue” a hechos de hoy, expresa: revolcados en la mermelada.

Sangre maleva, canta Oscar Larroca con la orquesta de Alfredo de Angelis

https://www.youtube.com/watch?v=7ktDGzek-7k

Cambalache

https://www.youtube.com/watch?v=T0kTiKCC3UI

Álvaro Pava Camelo, actual embajador de Colombia en Argentina, resultó salpicado en una carta en la que los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, máximos capos del Cartel de Cali, señalan de haber realizado aportes económicos a las campañas presidenciales de Andrés Pastrana en 1994 y 1998.

El actual embajador de Colombia en Argentina, se contradice: Me resisto a creer que las campañas presidenciales en Colombia han sido financiadas por el narcotráfico, Colombia ha sido un país afortunado respetado por sus dirigentes. ¡Me resisto y no creo!

en la entrevista con Néstor Morales de BluRadio, también afirma, que en el Congreso de la República había muchos congresistas financiados por los carteles.

De ahí se confirma que, si los congresistas estaban financiados, por extensión esa financiación llegó a las campañas presidenciales.

Aquí está el tratamiento coloquial de los ex presidentes

Uribe se destapó, como nunca antes, contra Santos: “criminal, sinuoso y aprovechado” Tramposo delincuente sinuoso Robo de las elecciones con dineros de Odebrecht https://www.semana.com/

“Me llevó casi de la oreja”: Santos dice que Uribe lo obligó a reunirse con Chávez

El expresidente Juan Manuel Santos recordó varios detalles sobre el deterioro de su relación con el expresidente Álvaro Uribe en medio de un conversatorio de los 10 años de la Ley de Víctimas.

En la Comisión de la Verdad, Pastrana reiteró que Samper sí sabía del ingreso de los dineros del narcotráfico a su campaña y dedicó un espacio a ahondar en una carta que de los hermanos Rodríguez Orejuela que incriminaba a Samper.

Este le respondió por redes que: “No le reconozco ninguna autoridad moral a Andrés Pastrana mientras no le explique a la opinión pública cuáles fueron sus relaciones con el pedófilo Epstein y por qué y para qué invitó a Cartagena a su proxeneta Ghislaine Maxwell”.

“No entiendo por qué en la Casa de Nariño siguen llorando la muerte de Pablo Escobar”; “el Presidente no se cansa con sus bellaquerías y con sus infamias, y se pone a buscar cosas en la historia que no pasan de ser rumores perversos”. César Gaviria, refiriéndose a Álvaro Uribe.

El presidente Iván Duque citó a los expresidentes para tratar el tema de Nicaragua. Andrés Pastrana, Ernesto Samper, Álvaro Uribe, César Gaviria y Juan Manuel Santos son los que aún están vivos. Archivo. Ninguno asistió.

Entre narcos y expresidentes se mandan cartas y se escriben asuntos personales o de estado

¿Revive proceso 8.000? Los Rodríguez Orejuela afirman que financiaron campañas de Samper y Pastrana

“Señor expresidente Pastrana queremos hacerle el último comentario para que usted refresque su memoria selectiva: fuimos amigos por muchos años de los ilustres conservadores Álvaro Pava padre, Humberto Pava hijo y Álvaro Pava hijo. Resulta que a finales del siglo pasado (1990-2000) tuvimos varios acercamientos con el doctor Álvaro Pava hijo a través de Alberto Giraldo, a raíz de las campañas presidenciales de 1994 y 1998 en las cuales usted participó y de la cual él (Álvaro Pava) era un alto directivo de su campaña”, dice la misiva.

Pastrana, Samper y Gaviria: que compañías tan incomodas

“Pastrana tiene que explicarle al país su conducta”: Samper sobre carta de los Rodríguez Orejuela.

¿Revive proceso 8.000? Los Rodríguez Orejuela afirman que financiaron campañas de Samper y Pastrana.

Álvaro Pava desmiente en BluRadio

Mañanas BLU: ¿Es cierto lo que dicen los hermanos Rodríguez Orejuela? ¿A través suyo entraron plantas del narcotráfico a las campañas de Pastrana?

Embajador Pava: “Eso no es lo que ellos dicen. Ellos afirman que yo puedo ser testigo de ese hecho. Soy testigo exactamente de lo contrario. A la campaña del doctor Andrés Pastrana no lo permearon dineros ilícitos. En el año 94 era gerente del día de elecciones de la campaña. No lo fui en el año 98. (…) En esa campaña [1994] yo desarrollaba actividades políticas, no de tesorería. (…) La campaña de Pastrana en 1994 fue absolutamente impecable y entregó las cuentas como deberían ser”.

Mañanas BLU: ¿Usted y su padre eran amigos de los hermanos Rodríguez Orejuela?

Embajador Pava: “La respuesta está en la misma pregunta. Mi padre fue un hombre público y todos sabemos que se llamaba Jaime Pava Navarro. Ellos afirman que eran amigo de él y que se llamaba Álvaro. Ahí está contestada la pregunta”.

Mañanas BLU: ¿Alberto Giraldo les ofreció financiar campañas políticas con dineros de los Rodríguez Orejuela?

Embajador Pava: “Nunca. Ellos afirman que los supuestos acercamientos fueron a través de Alberto Giraldo y mi vinculación con él nunca la he negado, fue muy cercano a nosotros. [Giraldo] era una persona reconocida y de muy buena trayectoria que con el tiempo se fue conociendo con lo que ocurría con el Cartel de Cali”.

Mañanas BLU: ¿Usted cree que es cierto que ellos financiaron a liberales y conservadores en campañas políticas?

Embajador Pava: “Yo no digo que entró plata a las otras campañas. No me atrevería, no tengo los elementos de juicio para hacerlo. (…) Yo me resisto a creer que las campañas presidenciales en Colombia han sido financiadas por el narcotráfico. En la intimidad creo que no, creo que Colombia ha sido un país respetado por sus dirigentes en el sentido que no se ha financiado con dinero del narcotráfico. Puede haber una excepción, como está realmente probado, pero generalizar me resisto a creer”. https://www.bluradio.com/politica/alvaro-pava-niega-dinero

Andrés Pastrana emitió este miércoles un comunicado de prensa, en respuesta a la carta de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela.

El comunicado dice lo siguiente:

  1. La comunicación no desmiente en ninguno de sus apartes la carta firmada por los Rodríguez Orejuela sobre la financiación del cartel de Cali y otros narcotraficantes a la campaña de Ernesto Samper en 1994. Por el contrario, ratifica una vez más que el narcotráfico compró la Presidencia en ese momento.
  2. De manera clara, la comunicación ratifica que Ernesto Samper fue interlocutor de los Rodríguez Orejuela aunque “hace muchos años no hablamos con el doctor Samper”. Ya Colombia conocía la cercanía de los Rodríguez Orejuela con Ernesto Samper y esta carta ratifica esa interlocución.
  3. Los escándalos de Chambacú y Dragacol se originaron en el gobierno Samper y fueron ampliamente investigados y juzgados por la justicia colombiana, sin que yo haya estado vinculado.

  1. En el año 1994, la Fiscalía General de la Nación encabezada por Gustavo de Greiff, padre de la tesorera de la campaña de Ernesto Samper, Mónica de Greiff, fiscal sin visa a Estados Unidos por sus vínculos con el cartel de Cali y muy cercano a Samper, ordenó una severa investigación sobre mi campaña en búsqueda de dineros del narcotráfico. Dicha investigación duró más de dos años y se cerró con la comprobación plena de que a mi campaña no había ingresado ni un solo peso del narcotráfico.

Gilberto Rodríguez Orejuela, Miguel Rodríguez Orejuela, José Santacruz Londoño,  (†) Helmer Herrera (†) Víctor Patiño Fómeque. Phanor Arizabaleta (†) Henry Loaiza. Foto tomada de Wikipedia.

SEMANA revela en exclusiva la explosiva carta de los Rodríguez Orejuela a Andrés Pastrana

  1. Mi campaña en el año 1994 fue manejada de la manera más pulcra por Luis Alberto Moreno, Hernán Beltz y Claudia de Francisco, sobre quienes no cabe una sola duda sobre su honestidad y quienes jamás han estado investigados por vínculos con el narcotráfico.
  2. Durante mi gobierno fueron extraditados más de 100 jefes del narcotráfico. Aunque los Rodríguez Orejuela estaban presos por ese mismo delito, no pudieron ser extraditados entonces porque la Constitución del 91 y la ley que el gobierno Samper tramitó no permitía la extradición por hechos anteriores a su expedición.
  3. Toda mi vida he luchado contra el narcotráfico; fui secuestrado por Pablo Escobar. En 1994 tuve el valor de denunciar la entrada de dineros del narcotráfico a la campaña de Samper revelando los llamados “narcocasettes”, prueba reina del proceso 8.000. Por eso fui perseguido por ese gobierno y muchos compatriotas me tildaron de apátrida, por haber hablado con la verdad.
  4. Como dice el refrán popular, la verdad duele y quienes la hemos mantenido siempre como una línea de actuación enfrentamos con valentía los ataques de quienes se niegan a reconocerla. Hay que tener el valor de decir la verdad, sobre todo cuando se habla de la verdad (Platón)”.

SEMANA revela en exclusiva la explosiva carta de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela a Andrés Pastrana, enviada este lunes 6 de septiembre. Los exjefes del cartel de Cali permanecen recluidos en Estados Unidos, donde han tenido recientes complicaciones de salud.

En la comunicación, los exjefes del Cartel de Cali arremeten contra el expresidente conservador, dan a entender que también financiaron su campaña y revelan que la carta que le enviaron, involucrando a Samper, fue un chantaje.

“Señor expresidente Pastrana: No nos extraña, pero nos sorprende cómo, con la entrega de la carta enviada a usted con nuestro común amigo el doctor Santiago Rojas hace más de 20 años y sus declaraciones ante la Comisión de la Verdad usted señala y al mismo tiempo pretende posar de víctima de la corrupción sin incluirse usted mismo en dicha corrupción.

Tenemos entendido que dicho escenario funciona para que los personajes se acerquen para hacer una catarsis espiritual confesando sus delitos y claro, señalando a sus cómplices y los delitos que ellos mismos hayan cometido.

Señor expresidente, se le olvidó contarle a la Comisión de la Verdad su participación criminal en los tan sonados contratos de Dragacol y Chambacú́ donde usted fue el jefe de esa conspiración delincuencial para defraudar al Estado en varios millones de dólares.

Hacemos este señalamiento porque de este se desprende la carta producto de su chantaje, origen de este escándalo que usted presentó en la Comisión de la Verdad.

Le refresco la memoria señor expresidente: pasaba el 1999 o 2000, Miguel y yo estábamos presos en la Cárcel la Picota.

Eran las seis de la mañana cuando llegó el doctor Santiago Rojas, su médico en presidencia y también directivo de alguna Junta del Inpec, directamente a mi celda y me invitó a una celda en el mismo pabellón donde, después de un corto saludo me dijo: Gilberto, vengo de presidencia y lamento traerle malas noticias, el presidente está muy enojado y dispuesto a extraditarlos a usted y a su hermano a Estados Unidos, así sea por vía administrativa.

Esperé unos segundos a que el doctor Rojas se tranquilizara y le dije: Doctor, ¿qué hemos hecho para merecernos el enojo del señor presidente y la extradición?; ¿Usted no sabe? me respondió́ el doctor Rojas. No, le contesté, no tengo ni idea.

Ah, pues le explico, ya Miguel estaba en la reunión, el presidente dice, que tanto usted como su hermano están en una conspiración en compañía con Samper y Serpa para desacreditarlo ante la opinión pública por la corrupción que hubo en los contratos de Dragacol y Chambacú́, y en represalia por haber sido él, el que denunció el proceso 8000, y eso él no se lo perdona a ustedes, que no duden por un segundo, que él antes de irse de la Presidencia los pondrá́ en Estados Unidos.

Mi reacción fue temperamental, fue agresiva y hasta grosera con el doctor Rojas que solo, estaba haciendo un favor.

Dígale al señor presidente que no sea mentiroso, que no busque disculpas para zanjar odios entre él y el doctor Samper, que hace muchos años no hablamos con el doctor Samper, que no estamos interesados en ningún escándalo, ni en tener problemas con nadie, ni menos con el presidente de Colombia.

Que SÍ conocemos los hechos más importantes y los nombres de los corruptos de Dragacol y Chambacú, pero que no tenemos la culpa que él y tres de sus hombres más cercanos estén involucrados en ese escándalo de corrupción, que ni mi hermano ni yo estamos interesados en develar nada de lo que sabemos.

Pero que no se equivoque, que no nos amenace porque podemos cambiar de opinión sin tener en cuenta que sea el presidente o no el que nos quiera chantajear.

Nosotros no tenemos nada que ver en ese bochinche, le confirmé. Él está muy seguro de eso y está decidido a hacerlo si ustedes no buscan una solución, dijo el doctor Rojas.

No tenemos solución porque no somos el origen del problema. Podemos responder por lo que hacemos, no por lo que no hacemos.

Ahora bien, si él tiene una solución en la que nosotros podamos colaborar que la mande a decir y nosotros resolveremos. Nos despedimos del doctor Rojas y se fue, quedando de regresar en unas horas con alguna razón de Presidencia.

Así fue, a las dos de la tarde estaba el doctor Rojas nuevamente en la Picota reunido con Miguel y conmigo. El presidente dice que la única solución que él ve posible es que ustedes escriban una carta contando cómo fue el apoyo de ustedes a la campaña de Samper involucrando también a Serpa.

Nos miramos Miguel y yo y casi le contestamos al mismo tiempo al doctor Rojas, no podemos hacer eso, al doctor Serpa nunca le hemos dado un peso. No, no lo vamos a hacer dijimos Miguel y yo porque no es cierto.

Gilberto, piénselo bien, este hombre puede extraditarlos y lo va a hacer, piensen en sus familias, además, él me comentó que la carta es para llamar a Samper y Serpa y mostrársela para que ellos desistan de hacer declaraciones públicas sobre Dragacol y Chambacú́ y ahí termina todo, no saldrá a la luz pública.

Doctor Rojas esto es un chantaje, le dijimos Miguel y yo.

Tómelo como quiera, pero de lo que se trata es que todos queden bien que nadie sufra consecuencias, especialmente ustedes que son los más vulnerables en este momento, dijo el doctor Rojas.

Nos convenció́, me puse a elaborar la carta, a las seis pm estaba terminada y a las siete pm llegó el doctor Rojas por ella. Antes de entregarle la carta al doctor Rojas lo concretamos: Doctor Rojas, usted nos tiene que garantizar que el presidente Pastrana va a cumplir la palabra que le está dando a usted. Se lo prometo, nos contestó. En pocas palabras, esa es la historia de la carta que usted entrego a la Comisión de la Verdad sin esta explicación.

Como usted bien sabe doctor Pastrana usted entrega una carta, que prometió́ no entregar bajo palabra (Claro, no contábamos que para la ética que usted maneja la palabra no es un compromiso sino un instrumento para conseguir sus fines), ante una Comisión seria y respetable producto de un vulgar chantaje, para acusar a otro menos corrupto que usted, sin decir toda la verdad.

Finalmente, señor Expresidente Pastrana, queremos hacerle el ultimo comentario para que usted refresque su memoria selectiva: Fuimos amigos por muchos años de los ilustres conservadores Álvaro Pava padre, Humberto Pava hijo y Álvaro Pava hijo.

Resulta que a finales del siglo pasado (1990-2000) tuvimos varios acercamientos con el doctor Álvaro Pava hijo a través de Alberto Giraldo, a raíz de las campañas presidenciales de 1994 y 1998 en las cuales usted participó y de la cual él (Álvaro Pava) era un alto directivo de su campaña.

Como usted y las personas que nos conocen saben, somos liberales de hueso colorado, pero antes que todo somos demócratas.

Por esta última razón ayudamos en los últimos 50 años del siglo pasado tanto a Liberales como a Conservadores.

Su campaña no podría ser una excepción y de eso un testigo de excepción podría ser el doctor Álvaro Pava hijo.

La única manera en que usted podría decir que no lo sabe es que también haya sido a sus espaldas como en el caso hipotético del doctor Ernesto Samper.

Doctor Pastrana, si usted cree que esto último es falso, y se siente agredido lo invitamos a que nos denuncie ante la autoridad que usted, en su conocimiento, crea que es la competente”.

https://www.semana.com/nacion

Apartes de la carta de César Gaviria al presidente Iván Duque. Lo regaña como a entenado

Para Gaviria, la situación que vive Colombia es extremadamente delicada y, aún más, le inquieta la reacción del Gobierno del presidente Iván Duque. “¿Qué tiene que pasar para que al gobierno le parezca crítica la situación?, se preguntó el expresidente.
El dirigente liberal, en una carta pública sobre la situación de los derechos humanos en el país, cuestionó con severidad el viaje de la vicepresidenta y ahora canciller designada Marta Lucía Ramírez.

“¿A quién vio en Washington nuestra Canciller fuera del secretario Almagro? ¿Hablaría con Human Rights Watch? ¿Fue al Departamento de Estado? ¿La recibieron? ¿O le mandaron una razón? ¿Sería que intentaron pedir la cita a través del embajador Santos a quien no quieren en el Departamento de Estado, sobre todo la conversación que le grabaron a él y la anterior Canciller? No mencionó que puede haber percepción de que la embajada también ayudó al candidato Trump. No quiero ir mucho más allá”, dijo.

¿Cuándo vamos a empezar a pensar en una solución excepcional, en lo que cada vez se parece más a un estallido social, o en todo caso, peor que un paro? ¿Qué va a hacer el gobierno para hacerle frente no al paro, sino a algo que está evolucionando hacia algo peor que se empiezan a ver en Cali la anarquía y la sublevación? Ya los medios internacionales hablan de lo que no sé si puede empezar a entenderse como un estallido social que se extienda a toda América Latina. Eso debe preocupar mucho al gobierno Biden. César Gaviria Trujillo”

“El Presidente no se cansa con sus bellaquerías y con sus infamias”

Quienes conocen el temperamento frío y calculador del jefe único del Partido Liberal, César Gaviria, no dejaron de sorprenderse este miércoles cuando, aún convaleciente de una neumonía, se fue lanza en ristre contra el presidente Álvaro Uribe. Lo hizo en La W Radio en una entrevista en la que soltó frases de alto calibre.

“No entiendo por qué en la Casa de Nariño siguen llorando la muerte de Pablo Escobar”; “el Presidente no se cansa con sus bellaquerías y con sus infamias, y se pone a buscar cosas en la historia que no pasan de ser rumores perversos”;

“¿que nos apoyamos en unos delincuentes para apoyar a Escobar? Pues sí. Hicimos lo que hace el presidente Uribe para combatir a las Farc, pero alianzas nunca”, fueron algunas de las frases que pronunció indignado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *