Se requiere un cooperativismo más vigoroso para fomentar el agro desarrollo

Se requiere un cooperativismo más vigoroso para fomentar el agro desarrollo

Financiera

Las empresas de tecnología que quieren llegar al sistema financiero tendrán éxito, tienen más caja que cualquiera entidad en el mundo, nos vamos a enfrentar en el sistema financiero con estos retos a la vuelta de la esquina.

Diálogo Ecosolidario con Jaime Chávez Suárez, miembro de la Junta Directiva, de la Federación de cooperativas de ahorro y crédito y financieras de Colombia, Fecolfín para competir en el mercado Fintech, Blockchain y nuevas monedas virtuales.

“Sin integración y fusiones “estaríamos en el futuro en manos de la banca o de las mismas multinacionales financieras, que van a parar en las gigantes tecnológicas para llegar a los mercados del mundo”.

Bogotá, 30 de abril de 2022

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

Un saludo para el equipo de trabajo de Ecosolidario, siempre he estado al frente de este gran esfuerzo de divulgación solidario en Colombia. Pues, decirle que recientemente acabamos de hacer la Asamblea General de la Federación de cooperativas de ahorro y crédito y financieras de Colombia, Fecolfin, en el cual se analizaron diversos aspectos, se eligió nueva Junta Directiva, en mi caso tuve la oportunidad de entregar la Federación como presidente de la misma, en estos 10 años de creación de este gremio, que justamente se cumplen ahora en mayo.

Digamos que las circunstancias por la que atraviesa el sistema financiero solidario en el mundo y en Colombia, siendo el sistema cooperativo como principal estandarte, son muy exigentes de cara a esta nueva realidad que tiene varias aristas, por las cuales se deben mirar, la pandemia, que nadie la esperaba.

Y después de salir adelante en el tema de la pandemia, aparece ahora un conflicto regional en Europa, que no es de poca monta, se trata como de reacomodar el orden, la gobernabilidad internacional y que tiene enormes consecuencias de tipo político, económico y social.

Cuyas consecuencias aún no las conocemos en su totalidad, en medio de todo esto se venía eligiendo con mucha más fortaleza el poder de las multinacionales, especialmente los gigantes tecnológicos que están llegando a todos los negocios en el mundo, miremos el espejo y esta semana se acaba de realizar una gran transacción entre uno de los multimillonarios, como uno de los hombres más ricos acaba de adquirir Twitter, Elon Musk.

Foto Revista Empresarial.

Todas estas empresas de tecnología quieren llegar al sistema financiero, son gigantes tienen más información, que la que tenemos de nuestros miembros de la familia, y tienen la facilidad de llegarle todos los días en cualquier hora de las veinticuatro, toda serie de servicios y no pueden seguramente menospreciar el deseo de entrar a los servicios financieros.

Porque tendrían éxito las plataformas tecnológicas, tienen más caja que cualquiera de las empresas grandes que hay en el mundo, tienen mucho más patrimonio, su producción  anual a veces supera la de muchos países, entonces, nos vamos a enfrentar en el sistema financiero con estos nuevos retos que están ya a la vuelta de la esquina, hay que encararlos de manera conjunta,  esto no se puede hacer uno a uno, en la medida que cada quien quiera enfrentar esas exigencias tan fuertes que hay en la economía, lo recomendable de inteligencia empresarial, sería buscar de manera conjunta y es un propósito de Fecolfin, que deben atender estos retos en un inmediato futuro,  muchos de ellos, ya están y se tienen que acometer para evitar que las cooperativas se empiecen a distanciar mucho más de sus usuarios y de sus asociados.

Aquí tenemos una disyuntiva mientras la tecnología avanza, la Supersolidaria y la regulación del Ministerio de Hacienda, no lo permiten, le ponen talanqueras al sector, se exige utilidades como a los bancos y se olvida de los asociados, que no son accionistas, sino propietarios por pertenencia.

Jaime Chávez Suárez. El sistema financiero cooperativo requiere una actualización de la legislación matriz, que ya desde 1988 estamos a 34 años de su marco general, esto no ha sido posible, pero, adicional a ello debe haber una orientación desde el Estado, permitir que las cooperativas en general puedan prestar servicios al público a sus afiliados, una Cooperativa de hecho debe prestar servicios a la comunidad donde actúa. no solamente deben estar enfocadas en su actividad económica principal y el objetivo final es un fin social.

Qué es un fin social, que debe ir extendido a la comunidad es en el mercado donde actúa la cooperativa, por tanto, es importante ajustar el marco regulatorio ampliarlo, posibilitar que ese tipo de operaciones a terceros.

Foto Facebook - Google
Foto Facebook – Google

A su vez, buscar que los mecanismos que hay entre las cooperativas sean mucho más agiles,  más fuerte, aquí se llamaría la integración económica cooperativa, en la mismas regiones donde actúan se pongan de acuerdo y pueda seguramente las circunstancias del mercado conducir a que existan fusiones, que se puedan ejercer  programas regionales, donde el cooperativismo pueda ser una a proyectos de tecnología, de imagen,  de mercadeo, así como de legislación, de productos, que existan unas políticas públicas que acojan el quehacer económico de las cooperativas en temas fundamentales, como el financiamiento al pequeño y mediano productor agrícola, el productor campesino, eso es fundamental.

Monumental exceso de intermediación

Aquí en Colombia hay exceso de intermediación en el mercadeo agrícola, existen productos que tienen 14, 16 intermediarios, ese exceso está perjudicando al productor en el campo,  que recibe menos de lo que debería recibir,  que coloca la tierra,  su conocimiento,  la técnica,  el riesgo frente al clima, soporta accidentes personales,  todos los esfuerzos  de inversión en el trabajo, recibe muy poco frente a lo que paga, el otro extremo que es consumidor  en la ciudad,  es el  que tiene que pagar un sobreprecio bastante alto.

Procesos necesarios de integración cooperativa y solidaria

Luego el cooperativismo debe hacer esfuerzos en el inmediato futuro en procesos de integración, de estar pensando en fusiones, digamos que permitan adelantar mejor la propia tarea y en un manejo de tecnología, ojalá unificado, así sea por regiones, es imposible poder competir con la gran banca y con estas multinacionales de tecnología que tienen muchísima capacidad sobre todo de información manejando pequeños números, pequeños valores, pequeñas cuentas.

Lo inteligente sería que existieran estos procesos de integración cooperativa para permitir encarar mejor los retos del futuro.

Yo doy solamente una de tantas cifras de cada 100 afiliados a cooperativas que hay en Colombia, cerca de 70 tienen crédito financiero bancario, o sea que la gente va donde le presten recursos, falta mucha más convicción y eso parte de la base de tener también apoyos legislativos, como se ha señalado que haya una ley cooperativa mucho más favorable en términos de participación, de integración económica entre las cooperativas, para poder enfrentar los enormes retos de futuro inmediato de la economía.

¿Qué les falta a las cooperativas para hacer negocios en el 6º Principio y replicar los modelos de las cooperativas Consumo de Medellín, Central de Abastos, Coomproriente de Tibabosa, Boyacá y Abastos de Bogotá, que regularían la canasta familiar?

 ¿Hay mucho confort en el crédito de consumo?

Debe ser un esfuerzo compartido, digamos que, desde la base de la legislación, tiene que haber una mayor amplitud, fomentar el cooperativismo agrario, cooperativismo de mercadeo, permitir que haya inversiones de capital de diferentes cooperativas o que sean los mismos propietarios que se unan, como lo han hecho en diferentes países.

Los propietarios se unen en cooperativas integrales de carácter agrícola que tiene posibilidad de manejar sus recursos de ahorro de crédito, en sus dimensiones de hacer convenios para maquinaria agrícola, debe haber una legislación, que permita a los que están en el campo, tener financiamiento en las mejores condiciones con extensiones de impuestos, camionetas y equipos pesados de trabajo como lo hacen en muchos países, para que sea una fuente de producción, es increíble que en Colombia con una frontera agrícola muy grande, que tiene tierras, que tengamos que estar importando 14 millones de toneladas de alimentos, cuando este es un país que tiene tierras suficientes, incluso para exportar y generar trabajo a los agrónomos, a los veterinarios, a los dueños de medianas y grandes plantaciones y de tierras que están improductivas.

Tiene que ser un cooperativismo mucho más vigoroso, si se sigue pensando solamente en el crédito de consumo, seguramente los años futuros no van a hacer los mejores y van a estar contados.

El cooperativismo tiene que avanzar más en la base de la pirámide, la parte media hacia abajo, que permita reforzar las finanzas que tengan emprendimientos, pero sobre todo con carácter social, no es fácil, hay que asimilar el emprendimiento en su micro, en su pequeña y hasta en convertirse en una mediana empresa, que son los mayores generadores de empleo en Colombia, en un país como el nuestro, por lo tanto el cooperativismo debe pensar en dar ese paso, la Federación acaba de entregar los lineamientos generales de lo que se ha denominado un plan de choque, se ha hecho con asesoría y experiencia de todos los participantes.

El mundo financiero va para las grandes tecnológicas

Las propuestas del futuro tendrán que cambiar, la gente no va tanto a las oficinas, la gente quiere hacer transacciones desde su casa y desde su propia comodidad, los hijos de nuestros afiliados no están dispuestos a ir a perder el tiempo en la cooperativa, hacer filas en las entidades,  por eso, se ve que si no es fácil adecuar todas nuestras bases tecnológicas integradas,  que sea sólida y se debe hacer en conjunto, no uno por uno, entonces, estaríamos en el futuro en manos de la banca o de las mismas multinacionales financieras, que van a parar en las gigantes tecnológicas para llegar a todos los mercados del mundo.

 ¿Que se espera de la nueva legislación 22 al 2026 en cuanto al cooperativismo?

Bueno todo va a depender también de quienes queden con las responsabilidades de conducir el país, si el país se enfoca hacia una tendencia más social del mercado seguramente se van a reforzar las instituciones como las cooperativas y los fondos de empleados, las corporaciones sin ánimo de lucro, las cajas de compensación, todo aquello que es la economía social, eso pasa por actualizar y tener una legislación más propia del financiamiento del emprendimiento ya sea en la ciudad o en el campo.

Una nación agrícola inmersa en el modelo cooperativo

Con lo anterior, fundamentalmente hacer de Colombia república de producción agrícola inmenso y un cooperativismo integral, esa sería una oportunidad Colombia ser un exportador como lo son otros países en la región que son grandes exportadores agrícolas y que ahora Colombia tiene dificultades y parte de la inflación es por la escasez de productores agrícolas y por el costo de importar y tener que pagar una producción cuando la podríamos tener acá, entonces yo pienso que el cooperativismo puede darse de manera más integral y salir de lo que es solo ahorro y crédito e inculcar en las regiones o municipios en el sector agrícola cooperativas que sean integrales en la producción y a esto pegarle una legislación que sea favorable y que incluyan actividades de este orden para el país

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *