Sector solidario unificado hará conexión para aportar al Gobierno Petro

Sector solidario unificado hará conexión para aportar al Gobierno Petro

Con Salomón Sotelo, Representante de la Mesa nacional del trabajo del sector social, cooperativo, solidario y las mesas colaborativas, conversamos sobre el cambio de gobierno como presidente Gustavo Petro y vicepresidenta Francia Márquez, en la aplicación de una economía popular, la paz total, y el compromiso del sector Solidario.

Bogotá, julio 30 de 2022

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co  Material fotográfico cedido

Unos vientos de cambio que sacuden la sociedad debido al cansancio que la gente tiene por la corrupción, la inequidad de una élite que ha sido antidemocrática y que nos gobierna.

Este anhelo de cambio se manifiesta básicamente en las diferentes expresiones sociales que hemos tenido desde 2019 y posteriormente, ahora, en las urnas pasivamente desde nuestras organizaciones de la economía solidaria, somos conocedores y se destaca una labor cercana a los cambios que se vienen y que favorezcan a las organizaciones de la economía solidaria, social cooperativa y comunitaria.

Queremos en ese aspecto que la Mesa Nacional, sea una bisagra que ayude a mejorar el nivel de vida de la gente, que mejore el medio ambiente, que tengamos un país en donde todas y todos quepamos, ya empezamos a ver unos elementos de cambio, pasó el día de ayer con el proyecto de Escazú, ahí tenemos algunos elementos y lo que vendrá en los próximos días Wilton, con cambios donde la Mesa nacional de economía  social y solidaria que reúne y representa a un sin número de colombianos que están integrados en organizaciones de base de primer grado, de grupos gremiales de representación de segundo grado que desde 1998 viene trabajando en diferentes regiones del país y que ahora se conoce pues como un proceso donde queremos un movimiento de la economía solidaria.

Para que se repotencie y actué como un órgano de incidencia e interlocución política del sector social de economía solidaria del país. Ese es digamos los vientos de cambio que se quieren, somos una fuerza coadyuvante del desarrollo que se potencia en la medida que seamos protagonistas, actores estratégicos en el Plan de Desarrollo ya tenemos parte de este proceso en el Plan que se presentó por la Colombia Humana y por el Pacto Histórico y que ese proceso debe llegar al Plan de Desarrollo del nuevo gobierno, para contribuir con el anhelado cambio de un modelo neoliberal imperante y que reconstruya nuestro país de manera general y particularmente en lo social. Ese es un poco lo que consideramos desde este proceso de La mesa nacional de la economía social y solidaria.

En el sector hay diferentes vertientes, como lograr unos criterios que unifiquen al sector social, solidario y cooperativo, se está haciendo algo para llegar al gobierno propuestas unificadas al actual gobierno.

Si venimos trazando lazos de confianza en las organizaciones, precisamente acabo de salir de una reunión, en la que manifestábamos que debíamos llegar como tú lo has mencionado de manera unificada, sin querer quitar o dar protagonismo de una u otra forma como tal.

Lo que se trata aquí es del sector de la economía social y solidaria, vaya unificada a todas las propuestas que se han venido presentando y que, por supuesto no las vamos a cambiar ahora, o sea hay unas propuestas que se han venido trabajando desde las organizaciones solidarias, desde la Mesa Nacional y que podemos inyectar esos elementos de otras formas asociativas.

También hemos trabajado en unir a los gremios, mirar como los gremios se acercan, en este caso hemos hechos una reunión virtual con los compañeros de Ascoop, de Confecoop, no hemos todavía podido interactuar con Analfe.

Invitación a los gremios a la unificación llegar al próximo gobierno

Ya hemos interactuado con las Emisoras Comunitarias, con delegados de las Juntas de Acción Comunal, con delegados de algunas Organizaciones ONGs y digamos que ahí vamos tejiendo, como dirían simbólicamente los compañeros de Confiar, empujando elementos para que haya una unificación de procesos de la economía social y Solidaria, en este nuevo renacer sectorial.

¿Cuáles son las propuestas unificadas que toman fuerza?

Bueno uno de los primeros elementos es que hay que estructurar en este momento en la política pública, lo que tiene que ver con la unidad de acciones solidarias, debe dársele un vuelco a esa Unidad de Acciones Solidarias, debe dársele una nueva acción a la Superintendencia de Economía Solidaria, en donde el protagonismo no esté simplemente en vigilar sino de que el sector pueda hacer su autocontrol, su autodeterminación, su gobierno y esa es una cosa que ya tenemos unificada.

La pregunta es ¿qué propuestas tienen ustedes los dirigentes para unificar proyectos de desarrollo, además, para que las comunidades que no están asociadas se acerquen, para que se haga un verdadero desarrollo del sector agropecuario? nivel tienen.

En ese sentido presentamos varias acciones, la primera tiene que ver con una política pública enclave de los acuerdos programáticos, en algunas oportunidades hemos hecho los acuerdos programáticos no solamente con el Presidente de la República sino con el Senado y la Cámara de Representantes.

Donde se han entregado documentos en los que queremos que se articulen y se formule un plan nacional centralizado con enfoque territorial, para eso de que tú hablas, de la agricultura, que sea participativo que tenga un fomento, un fortalecimiento y una protección de la economía social y solidaria y popular, incorporando directrices en el Plan de Desarrollo 2022-2026,  que establezca la visibilización en diferentes procesos de la economía solidaria que se pueda mirar en la parte tecnológica, en la parte financiera, en las buenas prácticas de las organizaciones de la economía solidaria con emprendimientos sociales impulsados en los territorios y podamos trabajar las alianzas público populares solidarias, en el efecto de que no solamente es producir sino transformar, comercializar y casi que llevar al producto final y en eso la economía solidaria tiene experiencias que podemos mostrar cómo hemos venido haciéndolo todo el tiempo.

Ese es un eje de transformación productiva que debe estar empoderado en la economía social y solidaria, en la economía popular, en la economía del cuidado y con una participación sobre todo de las mujeres, los jóvenes que están a gritos que se enfoque lo social, lo solidario, no de empleo sino del trabajo, que puedan ver fuentes de trabajo para estos grupos que son los más afectados en el país con la pobreza. Ese es uno de los elementos que trabajamos en la propuesta Wilton.

Salomón ¿participarían también ustedes en las cooperativas de los firmantes de la paz? Esas cooperativas no han podido hacer mayor cosa.

Por supuesto, es que todo este trabajo tiene que ver con la situación que se presenta con los reincorporados que tienen una serie de organizaciones pero que no ha habido la ayuda ¡allá es público y se presenta que la plata de la paz se la están llevando, no está llegando donde debe ser!

Eran secretos, pero ya ampliamente ustedes conocen que millones de recursos se fueron a parar en otras acciones y de tal manera que el proceso de paz ha quedado cojo, además, porque se ha repartido en muchas organizaciones, entonces una partecita la tiene la Unidad, otra la ARL, otra el Ministerio de Agricultura, entonces está disperso.

Esa dispersión hace que más fácil se pudieran llevar los recursos y no concentrarlos hacia lo que se quería, que era lo rural y con esas cerca de 200 organizaciones solidarias no solamente cooperativas que se han creado en el Proceso de Paz.

Lamentablemente no ha habido una respuesta por el Gobierno Duque de centrarse en ayudar a que esas organizaciones que están sobre todo en el campo, salgan adelante, eso es lo que queremos con esos procesos, donde decimos que solamente es la producción, sino que hay que transformar.

Vemos como en su momento uno de los proyectos en los que se hizo todo el proceso agrícola de la piña, pues tocó votar la piña, porque no se pudo comercializar de la forma que se necesitaba.

Entonces, si hay producción, pero no hay consumo que esto es de oferta y demanda y en este país la compra al productor es muy barata para vendérsela al consumidor muy cara.

El punto que se estableció en la Habana en cuanto a la organización cooperativa tienen que ver con la transformación del país, con la Reforma Integral Rural, si tenemos proyectos sin tierra es como la casa en el aire, pero si tenemos una producción, una masificación de la producción, de poder transformar y poder llevar a los hogares finalmente, muy seguramente eso va a cambiar.

Salomón ¿Será que para esta temporada con esos cambios que vienen, con el cambio de lo que hay en Colombia, será que se va a unificar el sector cooperativo y solidario para la puesta en marcha de grandes proyectos?

Yo esperaría, eso es lo que queremos Wilton, mira tenemos una columna vertebral,  ya demostramos que sin estar unificados, pero con ese trabajo que hizo Confiar en una juntanza para poder sondear estos procesos electorales, allí se juntaron las organizaciones cooperativas de todo el país, allí están cooperativas de Bogotá como Canapro, Coodema, Corfeinco, Cootradecun, el mismo Cincoop y otra serie de organizaciones como Coofinep y otras entidades que dijeron: apostémosle a este cambio como tal y logramos sacarlo adelante.

Si logramos que las Cooperativas Financieras y las de Ahorro y Crédito sean la columna para fondear los territorios, no para hacer el crédito de consumo, sino para hacer el crédito productivo, llevar al campo, que podamos masificar los recursos del campo y que cuando lleguen las cosechas nos paguen como lo hacen en el Huila, muy seguramente vamos a poder ascender ese eslabón.

Si eso surte como lo podemos hacer, no individual porque la individualidad es lo que nos tienen cada vez más dispersos, tenemos que hacerlo en equipos, en grupos, si nosotros ya con la experiencia que tenemos fomentamos en los circuitos solidarios políticas para la gente del campo, con seguridad tendremos éxito

Vamos a coger las fincas, los lugares donde se cultiva y vamos a hacer grupos de interés y esos grupos de interés van a ser los que vamos a darle los recursos y se van a ir dando elementos para que subsistan mientras llega la cosecha.

Luego llega la cosecha y tienen un ahorro, tienen recursos, podemos buscar las transformaciones desde los diferentes procesos como lo hacen las organizaciones lecheras o las arroceras o como lo hicieron en su momento las organizaciones cafeteras, mientras no se dejaron meter allí -de que vendamos mercados futuros, de que hagamos apuestas con dólares, con bolsas de valores “no primero lo primero”.

La primaria que es el primer paso, transformación para ese tipo de poblaciones y luego podemos llegar a la comercialización.

Esperamos que ya nos han dicho que ese es un ejemplo, está también el ejemplo de Cooratiendas, entonces si nos unimos todos podemos llegar a hacer ese proceso; si no pensamos que le vamos a quitar el mercado a otros que ese es el problema, si no pensamos en que nos van a desplazar, sino que es una afluencia de producción y mercados.

Y se hace la regionalización de la economía como tal, lo mismo es comer nosotros yuca aquí, que comer producida en otro lugar, entonces hay que trabajar en la unificación de esos productos, sin protagonismo, sino unidos para que salga la economía solidaria adelante y que podamos ayudar en esta brecha que nos corresponde a todos.

Si esta unificación para realizar grandes proyectos se da en este gobierno de Petro y de Francia ¡van a tener que convertirlos en los símbolos de la economía solidaria!

Si la idea es que cuatro años es poco tiempo y además porque lo primero que tenemos que hacer es comenzar a organizar a las comunidades, organizando ya tendríamos un elemento ganado.

Cuando organizamos las comunidades estos dos Francia y Petro van a ser los padrinos de todo ese proceso como tal, pero hay otros padrinos que nos tienen que ayudar, esos padrinos son todas esas personas que están en los ministerios para irradiar el proceso, para quitar las barreras normativas que tenemos, las organizaciones solidarias y bueno como las vamos a Fondear.

Hay que Fondear a la gente para que tenga los recursos para comer y entonces hay que meterle recursos, hay que empezar por Finagro, tiene que mirar como irradia recursos, Bancoldex tiene que mirar como envía recursos.

Las organizaciones Solidarias podemos ser ese banco de la economía solidaria, ese banco de los que no han podido estar en el sistema financiero, para poderle irradiar los recursos.

Las cooperativas son para producir no para dar subsidios, hay que quitar muchos subsidios y que la gente trabaje, que la gente se sienta, que son importante los procesos que desarrolla, entonces es importante ser padrino de esas organizaciones.

Salomón, muchas gracias y esperamos que todas estas cosas maravillosas se nos den para beneficio de nuestra gente y de la humanidad, un abrazo fraternal y muchos éxitos.

Nosotros esperamos que eso sea así, que este programa que tú has trabajado con todos los compañeros de Ecosolidario, en esos procesos sea uno de los medios de divulgación de cada uno de los procesos que hacemos, no en Bogotá, en la Regiones y que por supuesto todos ganemos. Ecosolidario debe ser un medio que trascienda todo lo que hacemos a nivel de los procesos.

Muchas gracias ¡felicidades! para el sector Solidario  y así logremos aquello que siempre hemos querido, tener una economía solidaria, dinámica, productiva y que genere riqueza a Colombia. 

Diálogo Ecosolidario – con Salomón Sotelo. Sector solidario y las políticas públicas

27 de julio 2022 En una era de cambio que vive Colombia es valido entender que aportan y que esperan los demócratas del sector social, solidario y cooperativo del actual gobierno.

Diálogo Ecosolidario con Salomón Sotelo. Posición Presidencial social y oficial de Gustavo Petro

Que viene un cambio es una afirmación cierta con la participación de los pueblos y las comunidades de esta gran Colombia, las señales dicen que el poder es del pueblo y que le corresponde a este la mejor actuación con responsabilidad y amplio sentido social en el planeta de la democracia, este lance político, afirma que la nación es de todos, con una connotación –que es para todos. #ecosolidarioLíder.

MANDATO POPULAR Y ESPIRITUAL

A Gustavo Petro y Francia Márquez

Presidente y Vicepresidenta de la República de Colombia.

Los movimientos sociales, populares y alternativos, los pueblos étnicos y comunidades presentes en este acto de posesión popular y espiritual, les saludamos con la esperanza férrea de un presente y futuro mejor para Colombia.

Compartimos nuestro profundo sentimiento de felicidad y responsabilidad por la llegada al gobierno colombiano de este proyecto político nacido de las entrañas de los pueblos y caracterizado por el interés de aportar al cambio de la realidad de nuestro amado país.

Recordamos las miles de acciones políticas, comunitarias, de encuentro y movilizaciones a lo largo y ancho del país, en donde hemos aportado a este camino de acumulación de espíritu de transformación para llegar hoy a esta victoria popular. También a los y las miles de lideresas sociales y comunitarias que han sido víctimas del Estado colombiano que hoy nos acompañan con su fuerza y memoria para continuar en este camino. Recordamos a las miles de personas presas y perseguidas políticas por haber alzado las banderas de la dignidad y que aún continúan con la fuerza y la voluntad de transformar el país para el bien de las mayorías.

La investidura que ustedes adquieren hoy, en esta posesión popular y espiritual para ser mandatarios del gobierno nacional, lleva consigo la memoria y la dignidad de los pueblos y comunidades rurales y urbanas. Nunca debe olvidarse ello pues ahí está la fuerza para el avance hacia los cambios que Colombia necesita.

Nos encontramos aquí desde la legitimidad y el reconocimiento de autoridades sociales, comunitarias, populares y étnicas que vamos a juntar fuerzas para avanzar en transformaciones que nos permitan vivir en paz y en dignidad; el poder popular y de los pueblos es la garantía para lograrlas, fortalecerlo es tarea de las comunidades, pueblos y sectores sociales, así como es su deber contribuir decididamente a lograrlo. Con certeza el único camino posible para las verdaderas transformaciones en el país se dará con el trabajo articulado y respetuoso entre los poderes gubernamentales, las formas de gobierno propios, desde la autonomía y autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas que hemos construido para lograr las condiciones del vivir sabroso en nuestros territorios. Esto será posible si logramos construir canales permanentes, sistemáticos y decisorios para transformar el país; esta tarea no es fácil pero juntos lo vamos a lograr.

El mandato de este gobierno es claro: dialogar, concertar, decidir y ejecutar políticas con el pueblo colombiano para la superación de las brechas que nos tienen hoy padeciendo la más profunda crisis humanitaria, social y ambiental de nuestra historia; proponemos generar un espacio permanente de encuentro entre el gobierno colombiano y el pueblo organizado para construir, evaluar y proyectar conjuntamente las políticas de cambio y su desarrollo; sin desconocer los derechos y escenarios de gobierno propio logrados por las luchas de los pueblos indígenas, campesinos, afrodescendientes y sectores populares, de no ser así los poderes contrarios a este propósito lograrán que nada cambie para seguir disfrutando de los privilegios adquiridos con violencia contra el pueblo.

Nuestras apuestas sobre las principales transformaciones están claras:

  1. La transformación de las condiciones de las mujeres y la comunidad LGBTIQ+ para el pleno goce de sus derechos fundamentales, sociales y políticos, su autonomía y decisión sobre su ser, cuerpos y proyecciones de vida.
  2. En el territorio y con la naturaleza: Con la participación y decisión de las comunidades organizadas lograr la construcción y desarrollo de planes para el presente y futuro de los seres vivientes en los territorios, con respeto y armonía de la naturaleza y la transformación de las políticas de uso y cuidado del patrimonio nacional ambiental. Liderar la lucha y unidad en nuestro Abya Yala contra la destrucción de la naturaleza para la acumulación de capital.
  3. La solución al problema de las drogas a través de la concertación con las comunidades de procesos de sustitución gradual y voluntaria de cultivos de uso ilícito y romper los eslabones de la cadena productiva del narcotráfico.
  4. En términos económicos es necesaria la transformación del modelo productivo extractivista, en la vía de superar el capitalismo en todas sus versiones. El desmonte de todos los tratados y acuerdos de libre comercio perjudiciales para el país, el impulso y la protección de la producción nacional, el fortalecimiento de las economías populares como cimiento de una economía social, cooperativa y solidaria, la soberanía nacional, económica y alimentaria para el bien de los pueblos y comunidades.
  5. Sobre los derechos: hacer real la premisa de la Constitución Política del 1991donde dice que somos iguales y tenemos derecho a la educación, salud, vivienda, a servicios públicos, al trabajo, la alimentación, la cultura y el deporte, a un ambiente sano, a pensionarnos, a la comunicación y la información para vivir en dignidad. Resaltamos que es necesario el reconocimiento político del campesinado así como el fortalecimiento de los derechos colectivos de los pueblos indígenas, afrodescendientes, rom y campesinos, y los derechos de la naturaleza.
  6. Para una verdadera democracia es necesario construir mecanismos de participación vinculantes de las comunidades en el presente y futuro de las mismas, el territorio y el país en general por medio del plan nacional de desarrollo y los diálogos regionales vinculantes con una metodología concertada. Se debe lograr la inclusión con enfoque diferencial de las comunidades históricamente excluidas por razones de género, edad, color de piel, discapacidad, y territorialidades. La gobernabilidad la garantizará el pueblo, no quienes han usufructuado el poder para mantener privilegios, por ello es imperativo avanzar hacia la democracia popular y directa.
  7. Lo más importante para que todo lo anterior sea posible: la defensa de la vida de las comunidades, sus líderes y dinámicas autónomas; garantizar su pervivencia en los territorios fortaleciendo los mecanismos de autoprotección y cuidado como las guardias indígenas, afros, campesinas, comunitarias y populares y los derechos humanos fundamentales.
  8. La construcción de la paz total con justicia social superando las causas que originan los conflictos sociales y armados; pasan por el cumplimiento del acuerdo de paz de la Habana, los acuerdos firmados con el movimiento social y popular, el retomar el proceso de negociación con el ELN, y la apertura de procesos de negociación y diálogos con las organizaciones que se reconocen como FARC – EP y han manifestado su voluntad, con las demás organizaciones armadas que han manifestado su voluntad y con quienes la manifiesten; las transformaciones en la doctrina militar y el fin de las fuerzas armadas del Estado que violentan al pueblo, como el ESMAD.

Que defender la vida, los derechos humanos, los territorios y la paz no nos cueste la vida.

La enunciación de estas líneas generales llevan consigo un sin número de elaboraciones populares y comunitarias consignados en pliegos, plataformas, mandatos y acuerdos, muchos de ellos incumplidos por

los gobiernos anteriores, nacidos de nuestras cumbres, encuentros, asambleas y demás espacios autónomos, de pueblos y comunidades indígenas, afrodescendientes, campesinos y populares, que deben ser para ustedes la base de la voz del pueblo colombiano.

Finalmente, expresamos nuestra voluntad de aportar, en un trabajo mancomunado, a la generación de la fuerza social, política y comunitaria, necesaria para lograr los cambios estructurales que el pueblo colombiano necesita. Estamos dispuestos a defender las propuestas y voluntad de cambio popular en las calles como siempre lo hemos hecho, con alegría y decisión, con la unidad como principio, para lograr un país del tamaño de nuestros sueños colectivos.

Colombia, 6 de agosto de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *