Seguridad alimentaria es apoyar al campesino y cuidar la naturaleza

Seguridad alimentaria es apoyar al campesino y cuidar la naturaleza

Seguridad alimentaria

Fernando Rodríguez, gerente de Cooperación Verde, bienvenido al dialogo Ecosolidario sobre seguridad alimentaria.

‘Creería que los recursos no son cosa del otro mundo, si tuviéramos un apoyo financiero, cooperativas, bancos, entidades financieras no sería complicado, tenemos tres fortalezas muy grandes agua, tierra y sol, somos trópico, producir bio masa, que en ultimas es producir bio alimentos entre comillas’.

Cooperación Verde, es una compañía de reforestación comercial y compensación ambiental exitosa en su propósito, tiene venta de madera, además aporta a la vida silvestre y de la humanidad con la crianza y proliferación masiva de las abejas.

Cooperación Verde captura CO2 para mitigar el cambio climático.

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

Bogotá, 30 de abril de 2022

Muchas gracias Wilton, es un tema bastante importante, en ningún momento le habíamos dado tanto interés como hoy en día con el tema de la pandemia y post pandemia y  que es la base de toda la seguridad alimentaria, precisamente es el suelo y de ahí que todos estamos apoyando, incorporar dentro del  suelo, no solamente  cuidarlo, sino plantar árboles, conservar agua, animales, bio diversidad, afortunadamente Colombia es el segundo país en bio diversidad, eso lo hace muy vulnerable, porque es donde más se puede perder, por eso todo ese enfoque es  muy necesario para entrar a trabajar la seguridad alimentaria.

Fernando Rodríguez, gerente de Cooperación Verde

WR. Fernando, la seguridad familiar es válida desde cualquier ángulo, se cultiva en las terrazas, se debería buscar la seguridad alimentaria desde lo agroindustrial con vastas extensiones de tierras que Colombia las tiene.

¿Cómo lograr esto entre el sector público, privado, cooperativo y solidario y cultivar a gran escala?

Panorama opcional y salir de la pobreza

FR. Tenemos todos los recursos, el problema es unirlos y en eso hay una necesidad de voluntad política bien fuerte, creería que el Estado medio ayuda, no es una ayuda total lo que se necesita, tenemos millones de hectáreas, somos pocos los países con disponibilidad de tierra para plantar, con muchísima gente en el campo que necesita trabajo, la desigualdad rural es impresionante, es la ciudad que necesita alimentación y es una ola creciente, buena alimentación eso sí.

Los recursos no son cosa del otro mundo, si tuviéramos un apoyo financiero, cooperativas, bancos, entidades financieras no sería complicado, tenemos tres fortalezas muy grandes agua, tierra y sol, somos trópico, producir bio masa, que en ultimas es producir bio alimentos entre comillas.

Es muy fácil, desafortunadamente las políticas gubernamentales o ese firmado de tratado de libre comercio nos llevaron a hacer lo contrario, casi que no es un Ministerio de Agricultura sino un ministerio de importaciones, imagínese el tema de estar importando casi 60% o 70% del maíz.

Sabemos que obviamente es más barato a veces importar, el problema es a costo de que, ahí es donde está el mayor problema, quien nos ayuda a equilibrar esto, que no haya tanta importación, lo natural es darles este trabajo a nuestros campesinos, unos buenos precios y una buena calidad a los consumidores, a las poblaciones, eso tiene mucho que ver en asistencia técnica, tecnología, la parte financiera y de manejo de suelos.

Cooperación Verde presencia en los Llanos Orientales.

WR. En las ciudades hay personas que aprendieron a cultivar. El campesino ancestralmente, es la sabiduría para alimentar a los países, hoy tenemos que recapitular, hacer que esos conocimientos de los campesinos no se pierdan al morir un agricultor.

FR. Como usted lo dice, hemos venido perdiendo poco a poco, creo que los TLC le dieron un golpe de gracia a ese de tipo de cosas; la competitividad y la apertura de mercados ha hecho muy lógico que ya el campesino no esté tan motivado y obviamente las familias, sus descendencias, los jóvenes campesinos ya no estén pensando en estar en el campo, ellos tienen más la visión de irse para la ciudad o salir del país, inclusive a buscar nuevas oportunidades.

Porque, lo primero, hay intermediación fuerte, donde el campesino gana muy poco, arriesga mucho, no le compran todo o si se lo compran: de pronto a muy bajo precio.

Ahí es ¿dónde, ¿cómo motiva uno, a una familia, a una futura generación?

Para que ellos se arraiguen más y todos esos aprendizajes, esas técnicas, esa misma recuperación de suelos pueda ser mucho más eficiente para producir más comida, realmente no estamos patrocinando, estamos buscando lo más barato, lo de mayor descuento.

WR. Los saberes ancestrales se han perdido con la comida chatarra, tenemos que reencontrarnos con los saberes ancestrales y evitar que los jóvenes del campo se vayan fuera del país, se queden en las ciudades.

¿Fernando, que se puede hacer desde el sector cooperativo, para lograr por lo menos así sea en mínima porción, que las personas se capacitaran en los saberes de la agricultura?

FR. Yo creo que tenemos que empezar a desarrollar ejemplos concretos, potencializar los que hay, darle valor agregado a la agroindustria, creo que es una necesidad muy grande, en donde lo que ya existe venga: lo transformamos y le damos mayor precio, para que se le devuelva al productor, si no somos capaces de devolverles mejores precios al productor, sencillamente el nivel y la calidad de vida de las familias campesinas va a ser muy difícil.

Esa intermediación que en ultimas, creo es uno de los mayores problemas, casi que, de siempre, tiene que haber una intermediación, pero tiene que ser una intermediación muy sana, muy justo precio, y si no hay una regulación en ese tipo de cosas fácilmente vamos a seguir en lo mismo, precio barato para el campesino con gran esfuerzo con alto riesgo y un precio muy caro, aquí en las ciudades.

Entonces, creo que el modelo cooperativo dentro de sus esquemas de consumo, productores o asociaciones también puede ser un tema bien interesante para entrar a generar tanto la agroindustria como la regulación de precio equitativo, en ese concepto de justo precio.

WR. ¿Fernando, cuéntenos ahora su experiencia con Cooperación Verde un desarrollo reconocido a nivel internacional?

FR. Es un trabajo muy de largo plazo, en este caso son proyectos de 10 – 12 años para producir biomasa, madera y lo que hicimos fue con un grupo de cooperativas lideradas por el sector y el gremio Confecoop, en 2008 firmamos Pacto Verde y nos comprometimos a plantar 2 millones de árboles al crear esa biomasa, capturar 240.000 toneladas de carbono, a generar ingreso por bono de carbono a una región post conflicto, a recuperar 1.800 hectáreas.

Con esa siembra o gran sembratón del  sector cooperativo,  a conservar 1000 hectáreas de bosque natural  con toda su diversidad, a conservar más de 40 nacederos,  6 especies en vía de extinción, dentro de ellos la abeja africanizada y volver eso productos verdes,  productos  que produzcan conservancia valga la redundancia Y se conserven en esa producción,  que sea equitativa con la naturaleza, generar recursos lícitos en una región que era bastante difícil y fuera de eso generar recursos lícitos que repliquen empleo rural que es lo que realmente necesitamos, única empresa en Puerto Gaitán Meta, que tenemos la capacidad de producir entre 30 y 50 empleos permanentes.

¿Los apiarios cómo van?

FR. Ese fue de los primeros proyectos, un piloto de 60 colmenas que fue necesario, porque la especie genera néctar y por comida llegan las abejas, en ese momento lo que hicimos fue un piloto con 2 toneladas, fue algo incipiente, pero nos dio mucho dato, a pesar de que tenemos mucha teoría, hoy en día es un proyecto que con 400 colmenas produce 18 toneladas a más o menos $13 millones de pesos tonelada ¡cambio la dimensión!

Tuvimos todos los altibajos, generamos mucha capacitación, incorporamos gente de la zona, gente que entre comillas solo sabía de cultivos ilícitos, se demuestra que si se pueden hacer otras cosas de forma licita, el señor que arrancó con una colmena aprendió y hoy en día nos maneja esas 400 –  500 colmenas y se volvió un producto verde con concepto nutraseutico, que da salud y bienestar para el consumidor.

¿Las cooperativas, los asociados compran ese producto?

FR. Algunos, no todos quisiéramos tener una demanda mucho mayor, algunos nos colaboran en compras directas a granel y en otras partes, hemos hecho unos obsequios bien interesantes de producto verde, es muy llamativo socializar que no estamos vendiendo un producto, sino una historia detrás de ese producto.

Pacto Verde Cooperativo Internacional

Pues la verdad que este modelo, que solamente Colombia, creería que muy pocos países con tanta disponibilidad de tierra y de recursos y un trópico para generar biomasa y capturar carbono que es realmente el principal objetivo, más fácil de replicar en otros lados y Colombia inicio en una vanguardia impresionante con Pacto Verde Cooperativo, lo puso a rodar prácticamente desde 2008 –  2009 con muy buenos resultados.

En esa sumatoria y en esa voluntad de recursos sencillamente con impactos tangibles, no hay nada más sostenible que la reforestación, no he visto otro proyecto que impacte en 7  u  8  objetivos de desarrollo sostenible, casi que prácticamente 50% de los objetivos los impacta la reforestación comercial, por eso, en ultimas creemos que por ser un muy buen ejercicio y ser un modelo cooperativo donde hay 62 cooperativas, hoy en día más de 3 millones de asociados indirectos, es un modelo que suma no solamente propiedad de forma asociativa,  también propiedad de forma asociativa con varios productos verdes.

WR. ¿Usted que conoce el agro, el medio ambiente, el cuidado de la naturaleza, por dónde debemos coger los colombianos, para que haya seguridad alimentaria inclusive para beneficio de la humanidad?

FR. Primero creo que tenemos que capacitarnos muy bien, no es comer por comer y lo que le ponga en una estantería comer, sino tratar de direccionar a productos muy limpios, muy sanos para nosotros y nuestras generaciones, ese es un primer paso.

Segundo es conservar y cuidar lo que tenemos que cuidar: a los campesinos, el agua, los bosques naturales, las carreteras para que ellos puedan generar logística, transporte, todo eso que ya tenemos que cuidarlo muy bien y que entrar a patrocinar, a  generar ojalá presión hacia el gobierno independiente del que sea, para que todo estas fortalezas que tenemos las  construyamos de una forma más eficiente, tengamos mejor tecnología, asistencia técnica y  mejores productos , en ultimas la salud del suelo es la salud del alimento, la salud del alimento es la salud del ser humano y de los seres vivientes, entonces, impresionante lo que hay de detrás de todo eso, tenemos que tener una capacidad de educación y una capacidad de producción bien importante, empoderarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *