Seis propuestas desde la creatividad al COVID 19

Seis propuestas desde la creatividad al COVID 19
Ángel Matas Martín
Instructor de soluciones creativas
CEO at Founder Creativenomics.
amatas@crnomics.com
www.creativenomics.co

A las organizaciones no se viene ya a trabajar, si no a pensar creativamente. Este es un planteamiento inicial y fundamental para abordar la creatividad en las cooperativas ligado a la Covid19. Como podremos comprobar estas ideas van más allá, en algunos casos, de nuestras cooperativas estas deben ser capaces de liderar el cambio en su propio ámbito.

Para conformar un pensamiento creativo que contagie nuestras organizaciones y nos ayude a paliar los efectos de la pandemia hemos de actuar sobre seis elementos claves:

1.Necesitamos líderes creativos en nuestras organizaciones. Un líder creativo:

– no tiene miedo a explorar; experimenta, prueba, corrige, aprende y asume las exigencias de gestionar el cambio continuo desde enfoques originales no sometidos a reglas predeterminadas.

–  Trabaja desde la honestidad siempre con datos. Los identifica, los crea, los conecta.

– Es transparente en toda su gestión, persigue, desea y admite sinergias de múltiples y variadas fuentes y alienta que las personas arriesguen en busca de nuevos retos de crecimiento.

– El líder creativo emplea modelos de gestión que han de ser flexibles para permitir la experimentación, que es la mejor fórmula de atrapar el futuro.

2. Se precisa una gran revolución educativa en todos los niveles del sistema, incluyendo la capacitación del propio talento en las cooperativas. Thomas Jefferson señalaba que “toda generación necesita una revolución distinta” y en este periodo en donde las máquinas suman a la fuerza la capacidad de conectarse inteligentemente y con ello, de generar conocimiento, el mundo necesita una revolución en la educación para llevar a cabo la transición del “Homo Sapiens” al “Homo Creativus”. Esta nueva educación exige mayor personalización, en donde el conocimiento no sea un fin en sí mismo, sino un medio que, integrado junto a otras habilidades y destrezas de la persona también a capacitar (creatividad, empatía, solución de problemas, pensamiento crítico, etc.) proyecte al individuo hacia nuevas y particulares metas personales, sociales y profesionales. Necesitamos al cooperativista con capacidad de cuestionar la realidad continuamente.

3. Diseñar modelos de negocio que en última instancia conecten continuamente lo público y lo privado sobre la base de incrementar el valor de lo social y las potencialidades del individuo. Es este tándem una unidad de medición que ha de encontrarse íntimamente ligada a lo económico, un referente social de impacto real, medible y objetivo para cada uno de nuestros actos productivos y colectivos. Toda acción ha de generar valor social en términos sostenibles, tangibles y cuantificables que ofrezca indicadores de calidad y desarrollo tanto para la persona y la sociedad como para las organizaciones, y animen a explorar nuevas fórmulas creativas de progreso actuando sobre los mismos. Hay que llevar a cabo un análisis y reinvención creativa de los productos y servicios actuales que reflejen con claridad su aportación a mejorar al hombre y a la sociedad de manera continua.

4. Promover una cultura y una estrategia organizativa de acción global basada en la experimentación y en la colaboración a través de la creación de “nodos creativos” que aprovechando los avances tecnológicos en comunicación y trabajo en red integren a una amplia variedad de ciudadanos, profesionales, agentes sociales, etc. para actuar creativamente sobre problemas de alto impacto social y ofrecer soluciones multidisciplinares, imaginativas y resolutivas. Los retos de nuestro futuro como sociedad y organizaciones son retos que han de estar presentes en nuestra estrategia colectiva y han de implicarnos a todos.

5. Hemos de avanzar en perfeccionar y valorizar los recursos en el plano de la información para que sean fácilmente extrapolables a niveles básicos, globales y accesibles a cualquier tipo de personas y para cualquier localización con el objetivo de facilitar la toma de decisiones en proyectos sociales, productivos y emprendedores. El tratamiento adecuado que hagamos de la información impedirá que desigualdades radicales nos frenen a la hora de alcanzar un progreso conjunto, enriquecedor y prometedor. Facilitar el acceso a una información veraz, analítica y comprensible empodera a las personas y proyecta la creatividad hacia metas de crecimiento personal, social, medioambiental y económico excepcionales.

6. La solución a esta crisis solo nos llegará desde la veracidad y la objetividad del dato y de la responsabilidad individual. No es posible avanzar hacia una solución si la base del conocimiento no está anclada en la veracidad y la objetividad sin que cortapisas de ningún tipo (políticas, sociales, productivas, etc.) manipulen o tergiversen el mismo. Y sobre el dato la responsabilidad de todos, como personas individuales, independientemente del nivel de impacto de la posición que ocupen en la solución del problema. Aquí las cooperativas han de hacer alarde de transparencia y compromiso firme.

Estos seis escenarios nos ofrecen una perspectiva excepcional para hacer de nuestra sociedad una sociedad más creativa y resolutiva con la intención de dar respuesta y solventar  los efectos de la pandemia.

Fotografías bajo licencia Premium de Freepik.com

Ángel Matas Martín

Instructor de soluciones creativas

CEO at Founder Creativenomics.

amatas@crnomics.com

www.creativenomics.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *