Sobre Maradona, que haya más Diegos

Sobre Maradona, que haya más Diegos

Silvania, Cundinamarca, 18 de diciembre de 2020

wiltonrizzo@hotmail.com

Transformar una palabra dinámica en tiempos de pandemia, resurgimiento y en escala de crecimiento.

Eso fue Maradona en el fútbol, lo transformó con su talento, con su coraje latente, no importaba para él su origen marginal, reflejado en el fútbol y plasmado en su selección brotó con un gran amor por su patria.

Esa Argentina, que yo también amo como colombiano, por su tango y la milonga con su jerga lunfarda, desde luego en la compañía de sus escritores:  JL. Borges, E. Sabatto, J. Ingenieros y sus poetas, el mejor Enrique Santos Discépolo -Discepolin-  el de Cambalache.

Y esta frase que me sacude el cerebro como el agua y el coco al azotar el viento la palma: en el estribillo Yira, Yira:  Verás que todo es mentira, veras que nada es amor, que al mundo nada le importa, yira… yira…  frases que sepultan en su fango de corrupción a las sociedades de cada época, a esas comunidades que reprochan a los que dicen sus verdades propias y ajenas, palabras que hieren y se cincelan en la piedra de la historia de los inconformes, de los resentidos, por sus sensibilidades con la desgracia humana.

Admiro de ellos los argentinos el orgullo nacional, la ponderación de sus costumbres, por ese amor propio, esa autoestima que tanto necesitamos las personas para ser humanos latinoamericanos.

Para jugar con esa pertenencia colectiva que jaló Maradona a sus argentinos para ser campeones mundiales de fútbol, al sentir la esencia de esa propiedad nacional, que derrocha con gusto en ese lenguaje cautivador por su cadencia, que se pega a la piel de las neuronas.

Así el cerebro con esa carga de autoestima abre ese arco iris de alegrías, que transforma esa energía filosófica en retransmisión de querer patrio, que muchas personas con una semana en Buenos Aires regresan argentinizados: “Che papuza ¿cómo vas? cantan dándose un tono gaucho a su voz gaucho y un toque personal internacional.

Maradona nació para transformar al público, tenía los huevos y su mente para demostrar por su plataforma de lanzamiento que el mismo creo su compromiso con sus argentinos y de canto, por la suya, también, América Latina.

Maradona con el poco estudio que le dieron sus padres, tenían carácter, por eso hablaba de política, criticaba a la Fifa, al corrupto de Blatter, tenía conciencia política a su manera y expresa sin miedo sus conceptos, eran sus opiniones acertadas o erradas, tenía gónadas para jugar fútbol y para criticar la injusticia.

Sin embargo, reflejaba su humildad hasta con lágrimas cuando aceptaba sus errores, al igual que cuando hacia fútbol o se encontraba con sus amigos a quienes los amo, como a la pelota y al fútbol.

Recuerdo la anécdota en una conversación con Rivelino, “tú no crees que Pelé hubiera querido ser surdo…risas y carcajadas”. Rivelino para mí, mejor que muchos mejores, que elegancia para jugar, que paz para disfrutar el fútbol, Roberto Rivelino, el de las dos R de reposo y rebeldía para tocar diferente a la caprichosa.

El oleaje de la fama

Eso de manejar la fama no es fácil y cuando se es tan popular y el dinero te llega por talento, el peso famoso es imposible de medir, a Maradona nadie lo educó para ser modelo de modales, para que se acomodará a una sociedades mojigatas, mentirosas, que guardan sus aberraciones en y debajo de las cobijas, pero, que sacuden las ajenas, porque las de ellos las tapan con dinero, amenazas y mentiras y con falsas muestras de amor por la familia, como lo hacen muchos de la política, militares, policías que se revolcaron sus imágenes, como en la Sociedad del Anillo en Colombia.

Cuantos corruptos que roban a los estados tapan sus conductas con ceremonias académicas, religiosas y públicas y encienden a improperios y condenan con la moral de la mora a los de barrio bajo o de Villa Fiorito.

Los integrantes de esas comunidades que gozan sus aberraciones con careta y muestran otro rostro, son los que condenan a quienes creen que les quitan esa parte de sus privilegios.

Acaso dejan de ser corruptos los futbolistas como Messi, Neymar, Ronaldo, Ángel Di Maria, James, Alexis, Javier Mascherano Mesut Ozil, cuyas  “investigaciones indican que sus derechos fueron transferidos a empresas en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes británicas, donde podían manejar el dinero de publicidad sin pagar impuestos”.

Famosos gracias a su talento, tal parece, que esa capacidad deportiva que solucionó en plena juventud su situación económica, les quita el ser ciudadanos y los convierte en seres ajenos a las realidades política y sociales, y no participan como ciudadanos, pero su evaden y eluden impuestos con sus pasaportes o cédulas de ciudadanía,

Es tiempo que los controles estatales revisen e investiguen a las fundaciones de los deportistas, porque creo que esconden cositas y lavan ropitas ajenas.

Ocurre también con algunas fundaciones, unas que cumple su objetivo, otras que se hacen para esconder el pago de impuesto y conseguir con esa chapa de famoso más dinero para beneficio personal, de sus amigos o familiares.

Son impolutos nada los toca, claro cuando los tocan son los tribunales, ahí los para el agregado de la corrupción como en la Fifa que denunció Maradona, y las federaciones de fútbol y sus dirigentes empapeladas con prontuarios por los anaqueles de las justicias del mundo.

Necesitamos más Diegos Maradonas, que expresen sus pensamientos, que sean humildes para reconocer sus errores y que hagan parte de la gente que vive en este planeta.

Hombres y mujeres con los huevos y los ovarios bien puestos para expresar sus alegrías, sus dolores, y sentimientos y su calidad de humanos de pueblo, porque quienes reciben millonadas al año, sus esos ingresos provienen de la boletería y el consumo productos publicitarios que, compra el pueblo desde el estrato cero hacia arriaba arriba.

Y hacia abajo dejó una lista de los andares por los tribunales de muchos futbolistas que levan, pero que cantan frente a los jueces que los reclaman por evadir o eludir impuestos, a esos países que los acogen y le permiten ganar con la fama dinero por cantidades, los casos anteriores y más están en Google.

El jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo / EFE

La evasión de impuestos de los futbolistas en España se eleva a 47 millones

Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao y Leo Messi encabezan una lista cuya cuantía total asusta.

19.10.2017 00:00 h.

VÍCTOR DAVID LÓPEZ @VictorDavLopez

El dinero desviado (supuestamente, en algunos casos) por algunos de los futbolistas de La Liga supera, al menos, los 47 millones de euros. Una cantidad que equivale, por ejemplo, al 10% de la partida destinada a la Política de Vivienda, y supone más del doble de lo dirigido, sin ir más lejos, a su Programa 261O, basado en la Ordenación y Fomento de la Edificación.

Casi todos jugadores cazados pertenecen a los clubes que mueven más capital, como el FC Barcelona y Real Madrid. Futbolistas, en la inmensa mayoría de los casos, condenados o investigados por evasión de impuestos o por elusión fiscal. Si no hubiera sido por la acción de la Agencia Tributaria este dinero nunca hubiera llegado a las arcas del Estado.

Estrategias para engañar

Repasando y ordenando el ranking de evasiones y elusiones de impuestos, se confecciona sin problema una plantilla de campanillas. La clave de la cuestión se centra en las diferentes estrategias para tributar lo menos posible por los derechos de imagen (una parte del sueldo que puede llegar a rondar el 15% del total del salario bruto de los jugadores de los grandes clubes).

Esta cuantía es habitualmente redirigida a sociedades establecidas en paraísos fiscales. Hay jugadores ya condenados, otros que han pactado con la Fiscalía y otros cuyo caso continúa abierto pero camino del mismo desenlace.

Trío con problemas

Cristiano Ronaldo encabeza la clasificación. Se le reclaman 14,8 millones de euros. Su caso sigue abierto. ¿La razón? Sus derechos de imagen entre 2011 y 2014. De momento se niega a pactar un acuerdo y continúa con su defensa. Además, ni corto ni perezoso, se ha descolgado estos días con unas declaraciones desafiantes en la que afirma que la denuncia presentada contra él por cuatro delitos fiscales es “inconsistente”.

Radamel Falcao, exjugador del Atlético de Madrid, ocupa la segunda posición, con 5,6 millones de euros evadidos de sus derechos de imagen de 2012 y 2013. Firmó un acuerdo judicial, devolvió el dinero defraudado y pagó la correspondiente sanción.

Leo Messi, en la concentración de la selección argentina antes del partido contra Ecuador / EFE

Leo Messi cierra el tridente. No tributó 4,1 millones de euros por sus derechos de imagen entre 2007 y 2009. Fue condenado a 21 meses de prisión por el Tribunal Supremo. Devolvió el dinero defraudado y pagó la sanción.

Más defraudadores

Los siguientes en este oscuro ranking de evasión y elusión de impuestos son Samuel Eto’o, con 3,8 millones de euros (caso abierto, derechos de imagen entre 2006 y 2009); Pepe, con 3,7 millones de euros (caso abierto, derechos de imagen desde 2010 a 2013, y según el propio jugador, una gran parte de la deuda está regularizada); Luis Figo, que regateó 2,4 millones de euros (condenado por el Tribunal Supremo, derechos de imagen entre 1997 y 1999) y Mesut Özil, que burló 2,1 millones de euros (ya está regularizado, eran derechos de imagen entre 2011 y 2013).

La lista de evasores continúa. Xabi Alonso vio archivada en un primer momento su causa por dos millones de euros, pero ahora está en proceso de reapertura. Iker Casillas se adelantó abonando dos millones de euros por diferencias en sus declaraciones de la renta para atajar una posible denuncia por fraude fiscal. Javier Mascherano alcanzó un acuerdo judicial, abonó 1,5 millones de euros y aceptó la condena de un año de prisión. Y, hace unos días, el madridista Marcelo recibió una querella de la Fiscalía Provincial de Madrid por defraudar a Hacienda 490.917,70 euros en el IRPF del ejercicio 2013.

El colombiano Radamel Falcao atendiendo a los medios de su país / EFE

Dos exmadridistas, Ángel Di María (1,3 millones de euros acabó con acuerdo judicial) y Fábio Coentrao (1,3 millones de euros y en curso), y dos ex azulgranas, Alexis Sánchez (983.440 euros, devueltos y con acuerdo judicial) y Adriano Correia (646.000 euros, en curso) cerrarían el equipo, que para poner la guinda estaría entrenado por José Mourinho (su problema fueron 462.300 euros, regularizados tras las inspecciones de la Agencia Tributaria).

Lo cierto es que tras la lupa de la Agencia Tributaria están la mayoría de los mejores pagados durante los últimos lustros. Por eso también hay investigaciones, aún sin denuncia, sobre Luka Modric, David Villa, Gerard Piqué y James Rodríguez, por ejemplo, siempre tirando del hilo de algún dato llamativo detectado en sus cuentas.

https://cronicaglobal.elespanol.com/deportes/evasion-impuestos-futbolistas-espana-47-millones

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *