Solidaridad económica el modelo para salir de las crisis

Solidaridad económica el modelo para salir de las crisis

DIÁLOGOS ECOSOLIDARIO

¿Hay un sistema económico que pueda sacarnos de este pantano?

 Claro que sí, es la cooperación basada en la solidaridad económica, que permite gestiona dinámicas económicas.  Solidaridad no es solamente de abrazo.

El modelo económico tiene que ser revisado, demostró que no es capaz de enfrentar este desafío que nos trae la pandemia. Se trata es de resaltar la economía social basada en el bien común.

‘Lo único que tenemos para protegernos se llama: pedagogía de la cooperación´

Tratamiento adecuado a las leyes para las CTA por la UGPP y IBF. Concertar lluvia de resoluciones desde la Supersolidaria, plantea Confecoop

Silvania – Bogotá, 26 de julio de 2020

wiltonrizzo@hotmail.com

Con el presidente de Confecoop, Carlos Acero, nos adentramos por los vientos de la realidad a sabiendas que nadie, ningún gobierno, ningún político vendrá a solucionar la problemática de la parcería. Entonces ¿qué hacer desde las cooperativas?

Es difícil concretar esas promesan, por tanto, las personas en las comunidades empiezan a organizarse para mitigar ese impacto de la crisis que han padecido, ahí el hombre emerge.

Las personas se organizan para el desarrollo, ese el escenario muy importante en el cual las cooperativas y las demás empresas de la economía social y solidaria actúan.

Lo estamos viendo en Bogotá, en Medellín, en Barranquilla, Cali, en muchos municipios donde frente a las circunstancias tan difíciles la gente empieza a tomar las decisiones de autogestión para el desarrollo.

¿Cómo hacer para buscar que las comunidades, a través de un modelo solidario cooperativo logren niveles de educación, para mejorar su calidad de vida?

Indudablemente se requiere una transformación cultural – social, la pandemia ha desnudado muchas de las fragilidades de lo que somos y hacemos como sociedad desde la visión económica de integración.

Se requieren avances sobre la pedagogía de la cooperación en la formación en los valores y principios, en la sociedad en particular se dejó a un lado la formación del cooperativismo y en otras formas de desarrollo económico y se exacerbó el modelo de acumulación.

La educación colombiana no fortalece desde hace bastantes décadas en el concepto de pedagogía de la cooperación y de la solidaridad.

Después del golpe que recibimos a nivel global, tenemos que empezar a trabajar en la función del colectivo para sostener sus ingresos, aquí no puede seguir esta discusión de que si primero lo uno u lo otro, es que sin gente no hay económica.

Todos practicando las medidas de protección, del aislamiento físico y el lavado de manos, el uso responsable de los tapabocas generará el menor riesgo de contagio, mientras llega la vacuna… lo único que tenemos ahorita se llama pedagogía de la cooperación y la solidaridad.

Demostrado que el crecimiento económico exponencial fracasó, que el modelo cooperativo no se toma en cuenta por los gobiernos ¿quiere decir que no hay un sistema económico que pueda sacarnos de este pantano?

Claro que sí hay un modelo económico, está aprobado por más de 200 años en el mundo, es la cooperación basado en un concepto fundamental, que se llama solidaridad económica, que permite que se puedan gestionar muchas dinámicas económicas.  Solidaridad no es solamente de abrazo.

De las crisis y lo dicen el informe de ONU y la OIT ¿quiénes salen afectados? los de siempre, 99% de la población del mundo que tienen menos ingresos con dificultades para acceder a los sistemas sanitarios y de salud ¿quiénes son los que siempre ganan? los mismos de siempre, los que están concentrados en el poder y el capital.

El modelo económico tiene que ser revisado, demostró que no es capaz de enfrentar este desafío socio económico y cultural que nos da la pandemia, muestra que, a la sombra de unos datos, se ocultó la real dirección de la exclusión, la equidad y la desigualdad. Se trata es de resaltar la economía social basada en el bien común.

El Observatorio Económico de Confecoop 57, dice que la liquidez de las cooperativas con actividad financiera es una fortaleza para enfrentar la crisis, sin embargo, empiezan inconvenientes de los indicadores de margen ¿cómo se va a hacer este monitoreo y afrontar la iliquidez en algunas cooperativas, sostener el nivel del patrimonio en otras cooperativas y que así continúen prestando los servicios a los asociados y a la comunidad.

Los análisis basados en la información de las cooperativas muestran que como modelos tiene fortaleza para asumir la crisis, en este vendaval de desconcierto, debido a que son de propiedad de los asociados.

Luego de un primer momento de incertidumbre y angustia, los asociados que sigue en sus puestos de trabajo o que continúan recibiendo ingresos mantienen su nivel de cumplimiento con la cooperativa en sus operaciones y sus actividades.

También debe ser a la prudencia y a la buena gestión de los recursos por parte de las personas, ahí tenemos todavía un buen margen de acción, asimismo, se han anunciado líneas del gobierno nacional y del Fogacoop en la definición de una línea para la compra de cartera en las entidades que llegasen a requerir recursos temporales, para atender la iliquidez.

Las cooperativas muestran una solvencia muy importante en materia de liquidez estamos 2.5% por encima de los mínimos que establece la normatividad de regulación, debido al ejercicio en los últimos años de la construcción de un patrimonio social,

Por otra parte, en la medida que se demore la apertura del tránsito interdepartamental, el gobierno saco una línea para estas organizaciones cooperativas de transporte, que están tramitando esos alivios, beneficios que son créditos en condiciones bastante favorables, son créditos para atender la situación, mientras empieza esa reapertura gradual y entre municipios y nivel departamental.

Foto archivo #Ecosolidario XV Congreso Cooperativo.

Tratamiento descomedido a las CTA por la UGPP y IBF

En relación con las cooperativas de trabajo asociado, hemos insistido permanente al gobierno por escrito, al Ministerio de Trabajo, al Ministerio de Hacienda a la UGPP, respecto de la inscripción que se hace a las cooperativas de trabajo asociado para acceder al programa PAE, de acceso al subsidio para las nóminas, debido a una interpretación errada de la naturaleza jurídica de las cooperativas de trabajo.  Debido a la parametrización estas cooperativas no están siendo admitidas por los trabajadores asociadas.

Resulta que el gobierno creó este subsidio para todas las personas jurídicas, que estén debidamente registradas en las cámaras de comercio, que generen empleos y que paguen los aportes a la seguridad social, las cooperativas de trabajo asociado que estamos hablando, 440 generan 46,000 puestos de trabajo, están siendo tremendamente afectadas.

Está en riesgo 4 mil a 5 mil puestos de trabajo, si el gobierno no corrige esa interpretación. A la fecha no hemos encontrado respuesta.

Respecto del Instituto de Bienestar Familiar, la Ley 1943 sancionada el 28 de diciembre del 2018 estableció, que las cooperativas y las asociaciones mutualistas quedan exoneradas del pago de aportes parafiscales, por las personas que en su nómina devenguen menos de 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Sin embargo, del bienestar familiar continúan requiriendo a las cooperativas a la fecha y en algunos casos conminándolos a firmar acuerdos de pago.

Hemos insistido ante el gobierno nacional de ese error de la interpretación, le estamos pidiendo al IBF que dé una aplicación rigurosa y estricta a la Ley 1943, por tanto, esperamos también que el gobierno nacional revise y corrija esos conceptos equivocados y de vía libre a la aplicación de la norma.

Lluvia de resoluciones desde la Supersolidaria

Con la Supersolidaria hay que distinguir dos temas uno, sobre circulares vigentes y otros sobre proyectos de circulares qué sube la superintendencia a su página, para comentarlos.

Respecto a este último tema, la superintendencia como cualquier otra entidad pública, cuando quieren emitir una normatividad interna hacen público el borrador, para que los interesados puedan emitir observaciones y luego de este proceso y revisadas las observaciones, el ente público procede a formalizar el acto administrativo.

En eso hemos dado muy buenos frutos y como sector hemos enviado la información a la superintendencia y estamos en esas técnicas, con lo que tiene que ver con las modificaciones de la Circular básica jurídica y financiera.

En los temas de SAR y Sarlat, sistema integral de riesgos, entre otros aspectos, hay otras acciones que se están adelantando, por ejemplo, el de una circular que expidió la superintendencia en materia de fondos mutualistas, la confederación ya le ha hecho llegar unos comentarios previos en el mes de marzo sobre ese tópico.

A la Circular Externa 15 se hizo los comentarios correspondientes, se recibieron otras solicitudes de parte de entidades del sector, la superintendencia encuentra ajustados los requerimientos del movimiento cooperativo y procedió como corresponde a retirar esa circular.

Se negó al sentido en febrero, que se había expedido en la Circular 9 que marcaba 2 parámetros para la presentación el balance social de las cooperativas.

Conocidas dichas circulares, los plazos para la rpresentación de la información, la metodología y el tipo de formación era para marzo, veníamos hablando con la superintendencia solicitándole una revisión de dicha circular en 2 sentidos.

Uno, que este es un proceso de mediano y largo plazo escalable, por lo tanto, debería modificarse la fecha.

Dos, que debería segmentarse, no todas las entidades vigiladas por la Superintendencia tienen la misma capacidad, son heterogéneas…

Como son entidades bastante heterogéneas se requiere crear esa dimensión del tema, son 3 elementos que aportamos al análisis, la superintendencia acogido estos planeamientos, que se han venido haciendo desde el movimiento cooperativo y produjo en esta semana una nueva circular, en la cual acoge en principio estos elementos.

Para las cooperativas de ahorro y crédito el plazo va hasta finales de este año, para los fondos de empleados empezarán a regir este mecanismo de información en 2022 y para el resto de entidades del sector vigiladas en el 2023.

Es en este proceso de gradualidad, adecuación de estandarización de estos procedimientos, en fin, para las entidades, siempre que haya elementos que permitan argumentar, hacer análisis, presentar documentos dará la posibilidad de ajustar, afinar, las normas que corresponden.

Para la confederación es muy importante, que estos comentarios hayan sido acogidos y valorados en lo pertinente, por el ente de control, porque para todos es importante que el sistema de supervisión sea técnico, oportuno, eficaz y pertinente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *