Sumar los estímulos solidarios ¡comprarles a las cooperativas! y decirle al Gobierno ¡aquí estamos!

Sumar los estímulos solidarios ¡comprarles a las cooperativas! y decirle al Gobierno ¡aquí estamos!

Diálogo Ecosolidario

Hay un compendio de realidades en lo solidario, dice Gerardo Mora Navas, gerente de Coopserfun – Los 0livos para aportar a los cambios y a la paz total.

Creo que absolutamente hay un espacio, pero hay que aterrizarlo, Wilton si no se aterriza, seguimos en un discurso, en una palabrería y la realidad de la realidad está muy lejana.

¡Oiga como sumar todas esas solidaridades para convertirlas en un proyecto y decirle al gobierno, aquí estamos, como siempre hemos estado!

Es que la solidaridad debe ser real de integración, no es que sea asistencialismo, la solidaridad es juntarnos para hacer proyectos de crecimiento social.

Hoy hay un tema importantísimo, hay que juntar la academia, juntarla pragmáticamente, las universidades tienen mucha gente investigando, pues usémoslas.

“Hay que juntarnos los líderes y construir a 4 manos un proyecto de inclusión total del cooperativismo”.

Gerardo Mora Navas, gerente de Coopserfun – Los Olivos, nos entrega su visión como respuesta al mismo sector y al Gobierno Nacional en su invitación al cooperativismo -modelo que siempre hace paz en los territorios- a participar en el cambio y en el proyecto de Paz Total.

De izquierda a derecha xxxx presidente Aseguradora Solidaria; Gerardo Mora Navas y Enrique Valderrama, presidente Fecolfin.

wiltonrizzo@ecosolidario.com.co

GMN. Lo primero que hay que hacer es sacar del dicho al hecho esa palabra de inclusión, hay que hacer una inclusión, un acercamiento, un encuentro, la verdad, hay que encontrarnos los diferentes sectores de la economía solidaría, las cooperativas en sus modalidades, porque hay cooperativas de ahorro y crédito, de transporte, agrícolas, de seguros, financieras etcétera, hay que juntarnos los líderes y construir a 4 manos un proyecto de inclusión total del cooperativismo.

Yo creo que los gremios necesitan escuchar las bases sociales e interlocutar con ellas, para construir y decir al Gobierno: en esto somos buenos, esto lo estamos haciendo bien, en esto estamos trabajando bien, creo que absolutamente hay un espacio, pero hay que aterrizarlo, Wilton si no se aterriza, seguimos en un discurso, en una palabrería y la realidad de la realidad está muy lejano.

En el caso de Coopserfun – Los Olivos ¿cómo se podría inter actuar con el gobierno? ¿qué tenemos?

GMN. Absoluto y total, yo sigo insistiendo que, en estos planes de previsión de la familia, llámese exequiales, llámese de salud, para la protección de las mascotas, para protección del ambiente.

Estas organizaciones son muy hábiles en hacerlo, le quiero decir que si protegemos a la población en el caso de la pérdida de un ser querido, su desembolso sea mínimo o no tenga que desembolsar nada, que carga emocional y económica le estamos quitando, podemos articular los diferentes proyectos de las aseguradoras, estas deben estar trabajando en este micro seguro, que le sirva a esa población vulnerable que necesita estar protegida, creo que uno puede juntándose con Familias en Acción con una micro suma y proteger las familias y ese negocio ayudaría al estado para protección de la familia y al sector para su consolidación.

El sector hace paz en los territorios creando cooperativas, instituciones, ¿qué puede tomar el gobierno de allí?

GMN. Es que la experiencia está hermano, ya está construida, nosotros lo que tenemos que hacer es juntarnos y enlaces solidarios, como se juntas las cooperativas de ahorro y crédito para fomento, las agrícolas y todo para hacer procesos de integración real, esto no hay que echar más carreta, la integración no es sentarse aquí en un salón en Cartagena, es trabajar allá en los puntos de encuentro reales.

Sí porque esto no sale de un buen discurso, pero, me parece que hay que juntarnos y regionalmente el propósito está, júntense las cooperativas por regiones las que tienen habilidades de ahorro y crédito, las de seguros, las de previsiones exequiales, las agrícolas, oiga como sumar todas esas solidaridades para convertirlas en un proyecto y decirle al gobierno, aquí está, como siempre hemos estado.

En la calle 42 con Avenida Caracas de Bogotá en 1.989 si no estoy mal, se reunieron para hacer Coopserfun Los Olivos ¿cómo fue ese proceso?

GMN. Ese proceso se dio por un medio sindical, que en su momento llego un día a la empresa una persona con una hoja pidiendo una contribución por la muerte de un familiar de un trabajador de la empresa.

Esto no puede seguir así mendigante, arrogante, venga con cuanto me apoyan para el entierro de mi señora madre, entonces yo dije venga, si juntamos aquí a los trabajadores y todos aportamos una micro cuota, entonces salió la micro cuota y así nació Los Olivos.

Intentando proteger los trabajadores de las cooperativas, fondos, sindicatos y mutuales, para que no sigan siendo explotados, porque algunas personas tenían que vender el equipo de sonido, el televisor, para atender la pérdida de un ser querido, mire el proyecto donde está.

Es que la solidaridad debe ser real de integración, no es que sea asistencialismo, la solidaridad es juntarnos para hacer proyectos de crecimiento social, sumar manos, no es cada uno por su lado -con un ego impresionante tratando de convencer al otro.

Estos congresos son interesantes, salen cosas buenas. ¿qué falta, que hay que hacer, por donde empezamos?

GMN. Por eso le estoy diciendo, hay que juntarnos, nos juntamos los diferentes sectores y nos tocamos que nos duele, entonces, traemos los expertos de cada uno para que nos ayuden a resolver ese problema, pero como no nos juntamos antes, aquí hay mucho desperdicio, aquí hay mucha habilidad, mucho entusiasmo de emprendimiento, empresarial y solidario, entonces, que nos vengan a institucionarnos a emprendedores, pero si beneficiamos, nosotros los solidarios llevamos cuarenta y pico de años y ahora nos dicen que tenemos que ser emprendedores.

Se dice que los principios y valores se van perdiendo. ¿Qué opina usted de eso?

GMN. No se pueden perder, lo que pasa es que hay que llevarlos a la realidad de hoy, por ejemplo, un muchacho que quiere ingresar a una cooperativa, usted no lo puede llevar a un salón y darle un carretazo sobre la democracia cooperativa de 20 horas y además la legislación, usted lo puede hacer virtualmente, hoy los muchachos son emprendedores que quieren participar en proyectos sociales y solidarios.

Hoy hay que juntar la academia, juntarla pragmáticamente, las universidades tienen mucha gente investigando, pues usémoslas, para que nos ponemos a inventar el agua tibia, ahí están los instrumentos.

Consumo se ha desarrollado en Medellín, ese proyecto solamente está en Medellín con muy buenas intenciones, sería una solución ideal para los programas de seguridad alimentaria que podemos tener hacía futuro. ¿cómo ampliar ese desarrollo?

GMN. Sencillo mi hermanazo, aquí nos echamos un carretazo, empresa solidaría consume productos solidarios, hay esta la respuesta, pero si se rompe ese principio donde la gente vaya a comprar al comerciante, al productor tradicional, para qué queremos estos entusiasmos solidarios si la gente no los usa.

Donde la gente de las cooperativas de Bogotá, de Medellín, de cada región le consumiéramos a las cooperativas de Consumo de cada uno sería exitoso, pero no le consumimos, le vamos a comprar a otros.

¿Cómo llegar al desarrollo del cooperativismo?

Insisto que aquí hay que juntar las solidaridades, pero desde la base, con el gerente del Guaviare, allá donde está el problema, para que nos juntamos acá, si allá es donde la gente tiene el problema, allá es donde toca llevarle el remedio, segmentar el seguro cooperativo, agro industrial, allá con el campesino que perdió su cosecha y nosotros aquí en otro cuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *