Ucrania ¿por qué invasiones? EE UU y Rusia gruñen más no guerrean

Ucrania ¿por qué invasiones? EE UU y Rusia gruñen más no guerrean

Edición y comentarios wiltonrizzo@ecosolidario.com.co Cómo en la Guerra Fría de los misiles en 1961 yanquis y rus se pelan los dientes, gruñen o ladran y allí quedan las amenazas, eso sí, se asustan más sus vecinos y sus aliados de parte y parte, están felices porque esperan que sus potencias los llamen para poner los muertos y tener un distractor a los problemas de su país.

Despertar el falso espíritu patrio, aprovechar para meterse unos euros, dólares o yenes a sus cuentas en los paraísos fiscales, sacar el dinero de las arcas estatales para que lo cuide la potencia provocadora de sus preferencias y se quede parte allá, la otra irá a un familiar testaferro para acrecentar el nepotismo.

Así los mandatarios sumisos a yanquis y rus tienen con estos gruñidos y ladridos de guerra la opción de comprar armamento y tecnología a su nación para ganar puntos de estimación en el falso apoyo que estos le brindas a sus naciones y desde luego otros euros llegan por vía de las comisiones de éxito, costumbre impuesta por el neo liberalismo, su banca multilateral y multinacional para premiar a funcionarios y legisladores corruptos que los favorecen con sus compras de tecnología y chatarra.

Escucharemos mas gruñidos, latidos y madrazos, zapatazos y golpes en la mesa como demostración de cobarde indignidad, según ellos, agredida por la verbalidad que brotó en contra de su nación dominante, allí el panorama está casi completo, no pasarán de gruñidos y latidos   

Una historia del pasado y del presente por www.esquire.com/es

Tan cerca y tan lejos ¿Por qué Rusia quiere invadir Ucrania? Estados Unidos ofrece sentarse a negociar, con condiciones previas. Por Kyle Mizokami

Foto ANADOLU AGENCYGETTY IMAGES – Macron y Putin en Moscú. Gato foto Pinterest

VÍDEO: ¿Por qué Rusia quiere invadir Ucrania?

https://www.esquire.com/es/tecnologia/a38474372/por-que-rusia-invadir-ucrania-guerra/

Antes de nada, un poco de contexto actual: funcionarios de inteligencia de Estados Unidos advirtieron recientemente a los aliados de la OTAN que las fuerzas militares rusas están concentrando hasta 175.000 soldados en la frontera de Ucrania. Y podrían estar en condiciones de invadir ese país a finales de enero.

De hecho, el 24 de ese mismo mes, Reino Unido y Estados Unidos han ordenado la evacuación de las familias de los diplomáticos Kiev ante una invasión que cada vez parece más inminente. También, el día 25 Estados Unidos anunciaba el estado de alerta máxima para 8.500 soldados, totalmente preparados para movilizarse ante cualquier necesidad de la OTAN en la zona. Una organización a la que, por cierto, Xi Jinping ya ha advertido de que no le gusta nada esa política “expansiva”. No, Rusia no está sola.

La tensión es cada vez mayor y en España también crece la tensión entre las distintas fuerzas políticas por el envío de tropas y la posición de nuestro país ante un ya más que probable conflicto bélico. Por ahora, los únicos disparos han sido “fuego amigo”, los de un soldado ucraniano que ha acabado con 5 compañeros. Ya ha sido detenido y se esperan más noticias que esclarezcan el suceso. En cuanto a Rusia, ha llegado a amenazar con cortar el gas natural a los países europeos que se posicionen en contra. Teniendo en cuenta que el 40% de nuestro gas natural procede de Rusia, puede que muy pronto no te alegres tanto de utilizar gas en lugar de luz para la calefacción al ver tus gastos domésticos. Por su parte, Estados Unidos y sus aliados piden a Rusia que haga un comienzo de desarme para sentarse a negociar. Precisamente esto último es lo que ha intentado Europa por parte de Macron, pero parece que lo único que se ha logrado es una ola de memes dado el tamaño de la mesa.

Desde luego, no se puede poner en imágenes de forma más clara la distancia entre ambas partes. De confirmarse esta invasión, marcaría la segunda ronda de combates entre los dos países vecinos en ocho años. A diferencia de la última vez, este nuevo conflicto ha atraído a Estados Unidos y a elementos de la OTAN, enfrentando a potencias con armas nucleares. Esto es todo lo que sabemos sobre la posibilidad de una guerra entre Rusia y Ucrania.

¿Por qué quiere Rusia invadir Ucrania?

Después de Rusia, Ucrania es el segundo país más grande de Europa por superficie, y ambos comparten una frontera terrestre. Históricamente, Ucrania constituía una parte importante del territorio habitado por el pueblo de la gran Rus (antiguos que dieron nombre a Rusia y Bielorrusia); era políticamente dominante entre los Rus antes de que el Imperio Mongol la invadiera en el siglo XIII. El territorio nunca se recuperó del todo, y sus vecinos, incluida una Rusia centrada en Moscú, se repartieron continuamente la tierra hasta principios del siglo XX. Aunque Ucrania disfrutó de un breve periodo de independencia entre 1918 y 1920, posteriormente se unió a la Unión Soviética, que se derrumbó en 1991. Desde entonces, Ucrania goza de plena independencia política.

Sin embargo, la independencia ucraniana nunca ha sentado bien a Rusia, y eso se ha mantenido bajo el reinado del Presidente Vladimir Putin. Una historia de invasiones extranjeras, desde los mongoles hasta la Alemania nazi, ha hecho que muchos en Rusia deseen un muro de Estados tapón, incluida Ucrania, que rodee el país1990 y 2000 para incluir países como Polonia, Lituania, Letonia y Estonia avivó la paranoia rusa sobre la invasión extranjera. A pesar del propósito de la OTAN como alianza defensiva, muchos en Rusia la ven como una organización militar dominada por Estados Unidos, que ha invadido países extranjeros (Afganistán, Irak) dos veces en los últimos 20 años. La expansión de la OTAN hacia el este en las décadas de

La soberanía ucraniana es también un punto doloroso para muchos en Rusia, particularmente para Putin, que crecieron durante el reinado de la Unión Soviética y recuerdan una época en la que la URSS era una superpotencia. Mientras que Estados Unidos y la OTAN ven principalmente la independencia de Ucrania como algo positivo para el pueblo ucraniano. Mientras tanto, Moscú lo ve como un rechazo a una unión entre los ex estados soviéticos; bajo este pensamiento de suma cero, la soberanía de Ucrania es una victoria para Estados Unidos y la OTAN.

¿Qué pasó la última vez que Rusia invadió Ucrania?

Fuerzas especiales rusas asaltan la base aérea ucraniana de Belbek el 22 de marzo de 2014 cerca de Sebastopol, Crimea. EPSILONGETTY IMAGES

Crimea, una península a lo largo de la costa norte del Mar Negro, había sido durante mucho tiempo parte de Rusia, pero la Unión Soviética la transfirió a Ucrania en 1954. Mientras existió la Unión Soviética no fue un gran problema, ya que fue más o menos lo mismo que si el gobierno federal de Estados Unidos transfiriera una franja de tierra de California a Nevada. Sin embargo, una vez que los dos países fueron independientes, Crimea resultó ser estratégicamente importante para el control ruso del Mar Negro.

En 2014, las cosas llegaron a un punto crítico. Marines, paracaidistas y fuerzas especiales Spetsnaz rusas invadieron y capturaron la región ucraniana de Crimea sin apenas combatir. Al mismo tiempo, fuerzas respaldadas por Rusia atacaron a Ucrania en la región de Donbás del país, tratando de separarla de Ucrania y unirla a Rusia. La guerra no oficial sigue en curso, con estallidos ocasionales de violencia a lo largo de la frontera entre Rusia y Ucrania.

La respuesta de Estados Unidos y la OTAN ha sido tibia. La anexión de Crimea y el uso de apoderados en el Donbás fueron respondidos con sanciones económicas y una pequeña ayuda militar a Ucrania, aunque no lo suficiente como para reequipar las fuerzas terrestres ucranianas de manera significativa.

Ahora ha surgido una preocupación más amplia: el hecho de no haber infligido un castigo suficiente a Rusia por su agresión no ha hecho más que envalentonarla (y a Putin en particular). Moscú cree que puede sobrevivir a cualquier repercusión, salvo una guerra, con Occidente.

¿Qué tipo de acción militar podría emprender Rusia contra Ucrania?

Vehículos blindados rusos circulan por la carretera entre Simferópol y Sebastopol el 17 de marzo de 2014. VIKTOR DRACHEVGETTY IMAGES

El 19 de noviembre, el New York Times informó de que funcionarios de inteligencia estadounidenses habían advertido a los aliados de la OTAN de que Rusia se estaba preparando para actuar, moviendo fuerzas hacia el oeste, hacia la frontera con Ucrania. Estados Unidos cree que Rusia ha estado redistribuyendo fuerzas terrestres rusas que suman unas nueve o diez divisiones de combate, o casi tantas divisiones del ejército estadounidense en servicio activo. La actividad comenzó en octubre y se completará a finales de enero o principios de febrero.

Curiosamente, las empresas rusas del acero y del petróleo empezaron a quejarse de una escasez de transporte ferroviario que también comenzó en octubre, tal vez debido a los altos niveles de transporte militar.

¿Qué tipo de acción militar podría emprender Rusia contra Ucrania? A diferencia de 2014, cuando Rusia utilizó apoderados y su propio personal militar, desprovisto de su identificación, un nuevo conflicto vería un conflicto directo y abierto entre los dos países. Los grupos tácticos de 90 o más batallones de las fuerzas terrestres rusas, reforzados con tanques, artillería y apoyo aéreo, serían demasiado grandes para ocultar sus identidades.

Si se llega a una guerra total, Rusia probablemente sólo utilizará una fracción de su poder de combate reunido, tomando rápidamente una cantidad limitada de territorio ucraniano. Ucrania es demasiado grande para ocuparla por completo, y cuanto más se prolongue el conflicto, más probable será una respuesta militar de la OTAN. La ocupación de Ucrania, para satisfacer el apetito de expansión de Putin, no es más que una parte del objetivo de Rusia; el resto consiste en acobardar al país hasta la sumisión política para intimidar a la OTAN.

¿Cómo responderían Estados Unidos y la OTAN si Rusia invadiera Ucrania?

Tanques Leopard 2 A7V del ejército alemán. Si la guerra estalla en Ucrania, estos tanques probablemente no se dirigirán al Este. JENS SCHLUETERGETTY IMAGES

¿Respondería la OTAN militarmente? Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, ha advertido a los Estados miembros que deben “esperar lo peor”, al tiempo que ha afirmado que Rusia “pagará un alto precio” por atacar a Ucrania. Muchos países de la OTAN -especialmente los pequeños estados anteriormente soviéticos, como Lituania, Letonia y Estonia, así como las antiguas naciones cautivas del Pacto de Varsovia- se oponen a la participación militar en Ucrania, argumentando que podrían ser los siguientes. Alemania, sin embargo, ha señalado que no utilizará la fuerza militar contra Rusia, que le suministra, y a gran parte del resto de Europa, gas natural en invierno. Otros países más cercanos al Atlántico que al Mar Negro podrían razonar que, sin interés directo en una guerra ruso-ucraniana, no hay razón para iniciar una más amplia.

Si Rusia ataca a Ucrania, se acabará rápidamente, y no habrá mucho que la OTAN pueda hacer al respecto. No hay tropas de combate de la OTAN en Ucrania, y desplegarlas en número suficiente para resistir al ejército ruso llevaría semanas. Para cuando la OTAN reúna una fuerza militar creíble, Rusia pedirá la paz, exigiendo un alto el fuego.

Un problema importante es la posibilidad de que Putin calcule mal. Si Putin aspira a un pedazo más grande de Ucrania, y hay una resistencia significativa, las fuerzas de la OTAN podrían terminar oponiéndose a él, dándole de repente una guerra más grande de lo que incluso él quería. Ucrania no pertenece hoy por hoy a la OTAN pero si Putin atacara directamente a las fuerzas de la OTAN, el artículo 5 de la Carta del Atlántico, el documento fundacional de la organización, exigiría a todos los países de la OTAN responder militarmente. De repente, Rusia se enfrentaría a una guerra con prácticamente toda Europa.

Una intervención de la OTAN en Ucrania recaería en gran medida en las fuerzas armadas de Estados Unidos para proporcionar el grueso de las tropas y el equipo. ANADOLU AGENCYGETTY IMAGES

Putin ya está sentando las bases para excluir a la OTAN de la ecuación. Rusia rompió sus lazos diplomáticos con la alianza en octubre, y luego se quejó de que Bruselas había “destruido todos los mecanismos de diálogo” que podrían desescalar la crisis. El presidente ruso también ha advertido que los misiles de largo alcance de la OTAN en Ucrania serían una “línea roja” que obligaría a Rusia a actuar. Putin insinuó que el corto tiempo de vuelo de los misiles tácticos (potencialmente con cabezas nucleares) desde Ucrania a Moscú le obligaría a atacar preventivamente.

Es muy posible que los despliegues militares rusos no sean más que una postura destinada a asustar a los enemigos de Moscú; tal vez Putin ni siquiera esté contemplando una invasión. Pero no es que Rusia no haya atacado a Ucrania antes. La OTAN está dividida: algunos países advierten que la inacción envalentonará aún más a Rusia, mientras que otros han señalado que no considerarán una acción militar. En caso de que se produzca una situación de emergencia, ¿irá realmente Estados Unidos a la guerra con otra potencia nuclear? Esperemos que Putin tenga otros planes este invierno y que nunca tengamos que averiguarlo.

Rusia-Ucrania-Estados Unidos: así está ahora mismo el tema. Biden y Putin. GETTY IMAGES

La tensión entre Rusia, Ucrania y Estados Unidos continúa aumentando después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, señalara el miércoles 19 de enero que cree que Rusia planea invadir Ucrania y de que advirtiera que pagaría por ello. Así de calentito está el tema. ¿Hay realmente una amenaza de invasión por parte de Rusia? Ni siquiera Biden lo tiene claro. Según sus comentarios en rueda de prensa cree que Putin pondrá “a prueba a Occidente, a Estados Unidos y a la OTAN tanto como pueda” pero no está seguro ni de Putin tenga decidido lo que vaya a hacer: “intuyó que va a intervenir”, añadió antes de marcar su posición: “Una cosa es una incursión menor, que [los aliados] discutiremos como responder; pero si hacen lo que son capaces de hacer con una gran fuerza en la frontera, va a ser un desastre para Rusia”.

¿Está planeando, pues, Putin una “agresión grave” o una “incursión menor” al concentrar sus tropas en la frontera con Ucrania? Que Rusia vaya a invadirla está completamente descartado por el enorme coste que tendría para el país, ni siquiera Putin quiere eso; pero, como dice Biden, sí es probable que Rusia intervenga de alguna manera en Ucrania. El objetivo de Putin es presionar al máximo para forzar la neutralidad ucraniana y detener la expansión de la OTAN hacia el este de Europa. Sus líneas rojas son claras: ni Ucrania ni Georgia pueden sumarse a la alianza militar atlántica. Y para ello tiene que hacer algo, o todo parecería un farol.

Ese “algo” puede ser colocar misiles nucleares “tácticos” en Bielorrusia y/o Kaliningrado y demás fronteras, o anexionarse definitivamente el Donbás aduciendo el apoyo de la población local. Cualquier expansión más allá del Donbás podría tener unas consecuencias catastróficas en forma de una ocupación violenta y, esperemos, está fuera de los planes de Putin. ¿Son alguna de estas dos intervenciones la agresión grave a que se refiere Biden?

Mucho de lo que pase a partir de ahora dependerá de la postura de Europa y especialmente de Alemania, que soporta presiones e intereses entre los dos bandos por el gaseoducto Nord Stream 2 que le vincula energéticamente con Rusia. En una escalada de tensiones entre las dos superpotencias, podría depender de Europa mediar entre ambas o incentivar aún más una escalada que podría resultar fatal.

https://www.esquire.com/es/tecnologia/a38474372/por-que-rusia-invadir-ucrania-guerra/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *