Un estado que deja abiertas las heridas de las víctimas

Un estado que deja abiertas las heridas de las víctimas

La historia de Jineth Bedoya, es el episodio más doloroso en la acción del estado colombiano al desconocer la libertad de expresión y todos los vejámenes cometidos en contra de esta periodista, que como el mundo sabe fue humillada y mancillada en la Cárcel Modelo de Bogotá. Ese pasaje de la historia del periodismo en Colombia será la vergüenza para quienes permitieron las arrogancias de las fuerzas paralelas permisivas por las fuerzas gubernamentales tuvieron y causaron sus peores desgracias a Colombia, a sus niños, a sus mujeres y al precario concepto de patria. wiltonrizzo@hotmail.com

Dejamos este retazo pisoteado en unos momentos donde es más necesaria la reflexión, ante tanto atropello que se bandea por las calles de Colombia, sin que muchas autoridades desde los poderes incluso se dejan pasar las nubes negras de la ofensa como si nada pasase.

La nota se desarrolló, así en BluRdio.

“El Estado que pidió perdón ayer me dijo a través del ICBF que no podía adoptar: Jineth Bedoya

La periodista contó en #MañanasBLU que intentó adoptar a cuatro niños huérfanos de una mamá desplazada en Bogotá y que le dijeron que “no estaba en condiciones” para hacerlo.

Jineth Bedoya Lima (nacida c. 1974) es una periodista, escritora y activista colombiana contra la violencia de género. Es iniciadora de la campaña “No es hora de callar” que denuncia la violencia sexual y reclama a las sobrevivientes que alcen la voz contra la violencia de género. Ella misma en el año 2000 fue víctima de secuestro, tortura y violación sexual por parte de paramilitares cuando realizaba un reportaje en la Cárcel La Modelo de Bogotá.1​ La fecha en la que ella fue secuestrada y agredida sexualmente, el 25 de mayo, fue declarada en agosto de 2014 con un decreto presidencial Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia sexual en el Contexto del Conflicto Armado Interno.2​ En la actualidad es subdirectora del diario El Tiempo. En 2020 recibió el Premio Mundial de Libertad de Prensa Unesco-Guillermo Cano. Fuente wikipedia

Un testimonio desgarrador dio a conocer la periodista Jineth Bedoya en #MañanasBLU, quien intentó ser mamá por adopción hace varios años ya que biológicamente no le era posible. La comunicadora quiso adoptar a unos niños que habían quedado huérfanos de una madre desplazada, pero, según su relato, el Estado colombiano, a través del ICBF, no se lo permitió.

Precisamente, el Estado pidió perdón el pasado martes a Jineth Bedoya ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por lo que tuvo que pasar durante un secuestro y violación hace dos décadas a manos de paramilitares.

“Ese mismo Estado que me pidió perdón por lo ocurrido me dijo que no podía ser mamá ni por adopción porque que garantía le iba a dar a un hijo teniendo un esquema de seguridad y estando en condiciones de vulnerabilidad. Ese Estado me negó la posibilidad de reconstruir mi vida”, dijo, entre lágrimas, la periodista.

Admitir la responsabilidad parcial no es justicia, a mí no me violaron parcialmente: Jineth Bedoya

Estado colombiano reconoce responsabilidad y pide perdón a Jineth Bedoya ante la Corte IDH

Un doloroso proceso

“Cuando ya habíamos logrado que me dejaran visitar a los niños, un día llegue a la visita con el esquema de seguridad, la psicóloga me llamó a la oficina y me dijo que a partir de ese momento no podía visitarlos más y me pusieron una medida restrictiva para no volverlos a ver”, relató Bedoya.

La periodista dijo que pretendía hacerse cargo de cuatro niños en el año 2006, pero, ante lo ocurrido, decidió desistir.

“Esta historia es súper dolorosa. Yo desistí en seguir en ese proceso, años después me enteré que al niño mayor lo capturaron en un supermercado de Bogotá robándose una lata de atún”, afirmó.

“Todos lo días de mi vida pienso en ellos, por que estén bien, porque los hayan adoptado”, relató.

Escuche aquí la entrevista completa:

https://www.bluradio.com/judicial/el-estado-que-pidio-perdon-ayer-me-dijo-a-traves-del-icbf-que-no-podia-adoptar-jineth-bedoya

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *