Usurpación literaria por pantalleros en Feria del Libro de Madrid

Usurpación literaria por pantalleros en Feria del Libro de Madrid

Comentario wiltonrizzo@hotmail.com La basuroteca soltó carcajadas burlescas: Andan en busca de cátedras en grandes universidades de garaje. Estos nostálgicos del poder son capaces de cualquier maroma o manguala para hacerse notar, a Colombia solo le faltaba que se tomaran las tribunas literarias de la Feria del Libro de Madrid, los ex Juan Manuel Santos, la ex politiquera Ingrid Betancourt, y el futuro inmediato ex presidente Iván Duque, junto con su próxima ex vice presidenta y ex ministra de relaciones públicas, Martha Lucia Ramirez, que llegaron cargados de libros para regalar, porque lo expuesto en los anaqueles o góndolas de la Feria del Libro del Madrid, por Colombia eran pintados, como antes los hacían las terceras líneas de traquetos y sicarios, llenando paredes con afiches de bibliotecas.

Se tiró el prestigio literario de Colombia a los mares Cantábrico, Mediterráneo y Atlántico, que rodean a España y Portugal, porque la cantidad de infundios, recortes de prensa, entrevistas, auto entrevistas y transcripciones de Webinar, empacadas como obras literarias o avezadas novelas, de como la economía naranja va exitosa en la rueda cuadrada del dequeísmo o duquismo farsante van a parar a las tantas basurotecas de mares y océanos, gracias a la nave editorial planedetalibros.com

Que lánguido favor le hicieron a la literatura colombiana, la degradaron, porque las carretas de rimas flatulentas de los ex ex ex, fueron vitrina de la cantinela estulta, de unos pozudos en decadencia, que consideran, que aún les queda algún encanto para mostrar en Europa y que los lleven algunas universidades de los grandes garajes europeos.

El portal Infobae soltó este relato, con aire de trasnochado novelón, lo dejo para vuestro análisis.

“Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia e Ingrid Betancourt, política secuestrada por las FARC, dialogan en el libro “Una conversación pendiente”. Juan Manuel Santos e Ingrid Betancourt saldaron una conversación pendiente en la Feria del Libro de Madrid

Las dos figuras políticas, unidas por un vínculo fraguado en la ‘Operación Jaque’, que liberó a Betancourt de un secuestro de seis años ejecutado por la antigua guerrilla de las Farc, presentaron su libro, escrito con el apoyo del periodista Juan Carlos Torres

En la presentación Betancourt insistió en que su documento aportó esas claves que eluciden la comprensión del presente nacional: “Es un libro específicamente importante para la coyuntura de hoy, de la actualidad colombiana, una mirada que nos permite nutrirnos del pasado para saber qué está pasando”.

Por parte de Santos, quien fungió como ministro de Defensa cuyo logro máximo fue la libertad de Betancourt en 2008 en la ‘Operación Jaque’ que ella misma definió de ‘perfecta’, la figura de Ingrid representa “algo que el mundo necesita, que es la capacidad de perdonar, de reconciliarse, de dejar a un lado los odios (…) y le dije: ‘Escribamos esto, porque es un mensaje de esperanza’”, como lo destacó el expresidente colombiano.

Torres, de acuerdo con Santos, “nos ayudó muchísimo a poner un tono conciliador”. Betancourt insinuó que el esbozo del libro era otro antes de ponerse en la conversación pura y dura, pero la persistencia, la amistad y la complicidad entre ambos, abonaron un terreno separado por la distancia geográfica. “Además, nosotros fuimos muy críticos con nosotros mismos”, señaló la escritora afincada en Oxford ante el resultado final.

El expresidente se permitió recordar los momentos previos al encuentro con Betancourt, en camino a Catam luego de concluida la operación militar:

Cuando entré al avión, la primera persona que estaba enfrente era Ingrid, y ese abrazo (que le di) todavía la sangre me hierve, porque fue uno de los momentos más emocionantes. Salimos del avión, la tomé de la mano, le pregunté qué quería, y me dijo que un cigarrillo y un yogur; entonces nos sentamos en un andén a fumar un cigarrillo y a comer un yogur

De otra parte, Betancourt no olvidó que Santos le dijo “te tengo una sorpresa” y le pasó el teléfono para que hablara con su madre tras años de secuestro:” Es increíble que a Juan Manuel y mí nos haya tocado vivir tantas cosas fuertes juntos”, afirmó poniendo de relieve que fue ella quien llamó en una madrugada al por entonces presidente de Colombia para avisarle “que se había ganado el Premio Nobel de la Paz”.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *