“Voy a reventar esa barriga,”: Guillermo Gutiérrez a su esposa

“Voy a reventar esa barriga,”: Guillermo Gutiérrez a su esposa

Comentario wiltonrizzo@ecosolidario.com.co esta mañana 25 de mayo en la dosis de noticias que escucho en Caracol Radio, bajo la dirección de Gustavo Gómez, me sacudió tanto o cuanto, como  la matanza de los 19 niños y dos adultos en un colegio de Texas, EE. UU. un pueblo de unos 16 mil  lugareños, como la desgracia vivida por la gestante de 7 meses Natalia Rendón con el temerario Luís Guillermo Gutiérrez, el “prestamista de los políticos”, “capturado y acusado por la Fiscalía de ejercer violencia física y psicológica de manera sistemática contra su esposa, Natalia Rendón, una joven de 29 años, con 15 días en cuidados intensivos” tras sufrir agresiones de las manos de Gutiérrez. Fuente de información Caracol Radio.

Natalia, ofendida y llena de valor por la superación de los miedos generados por su victimario, se dirigió por la cadena radial Caracol a sus pares a prevenirlas, les indicó que no deben tolerar lo anormal como normal, porque su dignidad de mujeres está por encima de cualquier condición humana, por generosa que sea la dadiva, “la pulsera de diamantes está bañada en sangre”, porque al final ese es el engaño, el anzuelo tramposo para derrotar la voluntad de la mujer, novia, esposa o madre.

Natalia Rendón entendió que estaba pagando en exceso la comida y la dormida diaria, sacrificándose por mantener un falso hogar para su hijo en gestación, por ello, se rebeló, decidió denunciar a su agresor, por encima de la actitud indolente de la Policía que favorecía al prestamista de los políticos, por ser amigo del Ministro de Justicia, cuñado de la Ministra de comercio,  a sus vez hermana de un famoso abogado (¿Será Lombana?), ante las posiciones sumisas de los policías al agresor, Natalia denunció y presionó a la Fiscalía para que actué.

Hoy la Sra. Rendón, así esté amenazada, goza de lo mejor que le puede suceder a un ser humano, recuperar la dignidad perdida, en este caso de las manos y del cerebro de un desquiciado mental- abusador- manipulador- criminal, como “el prestamista de los políticos” Luís Guillermo Gutiérrez.

Aquí dejamos las revelaciones de Natalia Rendón, el total de la entrevista y su audio va en el link adjunto al final.

Texto de la entrevista

“Agradezco muchísimo este espacio para decirle a las mujeres que el maltrato psicológico, el maltrato que no se ve con moretones puede llegar a ser mucho más fuerte que cualquier otra cosa. Llegas a sentirte culpable, que la responsabilidad es tuya y llegas a omitir hechos porque piensas que si los omites no hubieran pasado, por la ilusión de un hogar, de ese hombre que fue maravilloso al principio y te enamoró”, afirmó Natalia.

Leer más: “Voy a reventar esa barriga,”: Así agredía Guillermo Gutiérrez a su esposa

“Yo digo que me salvó mi hijo, yo no quería que lastimara a mi hijo. Después de este último acto, el señor hace lo que hace, me deja en una clínica abandonada. Sabiendo que dependía 100% económicamente de él porque no me dejaba trabajar, me decía que tenía que ser esposa, ama de casa y mamá, pero a la vez me decía que ni para eso servía. Yo le pedía perdón y le decía que cada vez iba a ser mejor, cuando el aparece al mes, pensó que ese tiempo me serviría para recapacitar y él estaba esperando que le pidiera perdón para regresar a la casa. afirmó Rincón.

“Yo digo esto con mucho énfasis para las mujeres que de pronto no se den cuenta, para mí era normal. Necesito que las mujeres que estén viviendo esto por favor reaccionen como lo estoy haciendo yo. A mí me golpeaban, me decían que era la ‘peor mujer, prostituta, ladrona, desgraciada, muerta de hambre’, y a las dos horas me decían ‘eres una niña chiquita mi amor ¿Cuando has visto que tú molestes a un tigre y no te rasguñe? Tú tienes que entender que no puedes llevar a una persona a los límites, pídeme perdón’, y le pedía perdón, caminaba con él de la mano como si nada hubiera pasado”, aseguró Natalia.”

https://caracol.com.co/programa/2022/05/25/6am_hoy_por_hoy/1653483134_079522.html

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *